Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Anulan una condena de abuso sexual a una trabajadora

  • La Audiencia indica que hay dudas en los motivos por los que el acusado fue condenado a 2 años y medio de cárcel

  • DN . PAMPLONA
Actualizada 15/01/2012 a las 02:01

La Audiencia de Navarra ha anulado la condena que un juez impuso al jefe de personal de una empresa de ambulancias del polígono de Landaben de Pamplona por abuso sexual a una trabajadora. Aquella condena suponían dos años y medio de cárcel y 6.000 euros de indemnización a la mujer por daños morales.

La primera sentencia, del Juzgado de lo Penal número 1, consideró que la empleada pidió a su superior, el acusado, permanecer en el turno de urgencias, una solicitud que repitió dos meses después. Entonces, según aquella sentencia, el acusado le preguntó qué estaría dispuesta a hacer, conduciéndola al almacén de lencería "e informándole de que otras personas estaban dispuestas a mucho". Ella le respondió que "no estaba dispuesta a tener ninguna relación sexual", pero él insistió y la trabajadora, "presionada y con medio a peder su puesto, se despojó del sujetador y fue objeto de tocamientos".

Pero no lo ven así los magistrados de la Sección Tercera. Para ellos ni hubo esa conversación ni jefe y trabajadora estuvieron en el almacén. En la nueva sentencia dicen que, cuando la empleada abordó por segunda vez el tema, el acusado salía de las instalaciones y que éste le dijo "que era posible que cambiara de servicio, reiterando la trabajadora su interés en permanecer en urgencias".

Y ahí acaba la conversación entre ambos, en opinión de estos jueces. Dicen que la primera sentencia descartó un móvil laboral en la denuncia de la empleada. Ellos no están totalmente de acuerdo: ese cambio de servicio del que le habló el superior no puede descartarse como móvil.

Además, añaden, no hay pruebas de que el acusado tuviera llave del almacén. Y es que el encargado de él declaró en el juicio que "en más de una ocasión el acusado le había hecho venir de su casa para que le abriera el referido cuarto, dado que no dispone de llave del mismo". Otro motivo que llevó a la condena refiere una llamada del novio de la empleada diciéndole que le iba a denunciar por los abusos. Según la primera sentencia, el acusado recibió esta noticia "sin sobresalto alguno", una apreciación "subjetiva" para los jueces de la Audiencia.

En consecuencia, indican, las pruebas por las que se condenó al jefe de personal "dejan un amplio campo abierto a la duda", lo que hace que anulen aquella sentencia. La nueva ya es firme.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE