Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

pamplona

Condenado a un año de cárcel por colocar una pancarta de homenaje a Thierry

  • La sección cuarta de la Sala de lo Penal ha condenado a García Castell, de 39 años y vecino de Pamplona, como autor de un delito de enaltecimiento del terrorismo

  • EFE. MADRID
Actualizada 12/01/2016 a las 16:39
La Audiencia Nacional ha condenado a un año de cárcel a Xabier García Castell por colocar en 2013 en Pamplona una pancarta en homenaje al dirigente etarra fallecido en Francia Xabier López Peña, Thierry, con el texto: 'Xabier Gudari, Agur Eta Ohore' (Javier, soldado vasco. Adiós y Honor).

La sección cuarta de la Sala de lo Penal ha condenado a García Castell, de 39 años y vecino de Pamplona, como autor de un delito de enaltecimiento del terrorismo, al considerar acreditado que él fue una de las cuatro personas -las otras tres no fueron identificadas- que colocaron esa pancarta en el paseo de Sarasate, el 31 de marzo de 2013, coincidiendo con las celebraciones del Aberri Eguna.

La defensa del acusado alegó en el juicio que, al identificarle como uno de los autores, la Policía pudo confundirle con su hermano Iker con el que tiene gran parecido y, como prueba de descargo, aportó fotografías de los hermanos que evidenciarían el enorme parecido entre ambos.

Sin embargo, dos agentes de la Policía Nacional que presenciaron los hechos identificaron en el juicio sin ningún género de dudas al acusado, al que conocían por haberle detenido ya en una ocasión.

Este testimonio "ha permitido al tribunal despejar las dudas de si la acción de enjuiciamiento la realizó él o su hermano", indican los magistrados, que por contra no han creído la versión de dos testigos que ratificaron la coartada planteada por el acusado, quien aseguró que ese día estuvo cambiando la cocina de uno de ellos en el municipio navarro de Yelz, a una media hora en coche de Pamplona.

Según el tribunal, esos dos testigos incurrieron en contradicciones y lo "más curioso sobre este extremo es que ninguna de esas versiones fue coincidente con la del acusado", ya que mientras uno de ellos dijo que llegó al pueblo el sábado y el otro que el viernes, el acusado aseguró que lo hizo el jueves.

Por contra, "las declaraciones de los agentes rebosaban convicción, seguridad, reiteración y contundencia cuando insistentemente manifestaron que la personas a la que identificaron visualmente era el acusado".

De este modo, dice la Sala, "las declaraciones contundentes de los agentes constituyen prueba de cargo suficiente para descartar la hipótesis alternativa" de que la persona identificada por la Policía fuera el hermano del acusado.

En cuanto a que los hechos sean constitutivos de un delito de enaltecimiento del terrorismo, y no estén amparados en el derecho a la libertad de expresión como pretendía la defensa, los magistrados lo argumentan en "la acción de colocar una pancarta en un lugar público en honor de Xavier, miembro de ETA fallecido cuando cumplía una pena de prisión en Francia por delito terrorista, llamándole soldado vasco, despidiéndose de él y rindiéndole honor".


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE