Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

TRIBUNALES

Un juez avala los cambios que un enfermo de alzheimer realizó en su testamento

  • Estima que las pruebas acreditan que el fallecido tenía capacidad cuando decidió dejar más a uno de sus hijos

Un juez avala los cambios que un enfermo de alzheimer realizó en su testamento
Edificio del Palacio de Justicia de Navarra, en Pamplona.
DN
  • GABRIEL GONZÁLEZ. PAMPLONA
Actualizada 07/01/2016 a las 09:10
Un juez ha avalado los cambios que un enfermo de alzheimer hizo en su testamento tras ser diagnosticado de la enfermedad. Para el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Pamplona, las pruebas médicas y los testimonios prestados durante el juicio “acreditan la capacidad que tenía del testador” cuando decidió, en sus tres últimos testamentos, dejar una mayor parte a uno de sus hijos en detrimento del resto, lo que llevó a estos últimos a solicitar la nulidad de las últimas voluntades de su padre. El fallo es recurrible.

Según expone el juez, este tipo de casos son muy frecuentes en la Justicia: “Lo recurrente es que quien sufre esta enfermedad acude al médico, tiene informes y acude al notario. Y otorga testamento con el conocimiento y previsión de lo que probablemente le ocurrirá”. Y esto es precisamente lo que según la sentencia hizo el fallecido: cambiar sus testamentos con la “consciencia de su persona y de su situación”.

Lo hizo en tres ocasiones, dos en 2009 y otra en 2010, cuando ya estaba diagnosticado de la enfermedad, aunque no de una forma grave o severa como la que padeció a partir de 2012 y que le llevó a morir en 2014. Uno de los hijos demandantes afirmó en el juicio que ya en 2007 se podía haber solicitado la declaración legal de incapacidad, porque la sufría, y entre los episodios que narraban los demandantes figuraba que una vez se perdió en una ciudad que no era la suya, algo a lo que el juez no le concede valor porque no consta prueba alguna y porque “no es lo mismo desorientarse en una ciudad que no consta que se conozca, que hacerlo en la que se reside”.

LA CAPACIDAD DE GOBERNAR

El notario, por su parte, declaró en el juicio que el testador se presentó en su despacho, le confesó que padecía la enfermedad, y tras varias conversaciones y un informe médico consideró que “tenía capacidad para obrar y capacidad jurídica para otorgar los negocios jurídicos correspondientes”. El notario añadió que durante la relación que mantuvieron “no observó cambio ni inflexión significativa a efectos de la capacidad”.

Consulta todos los detalles de esta noticia en la edición impresa de hoy en Diario de Navarra.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE