Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
Premio Príncipe de Viana 2015

Ramón Andrés reivindica la cultura como "una forma de resistencia"

  • El galardonado con el Premio Príncipe de Viana de la Cultura 2015 ha reivindicado las letras y la música como una forma de "resistencia" y ha pedido "ayuda" en favor de la cultura
  • El escritor y musicólogo ha defendido la pervivencia de este premio "frente al progresivo desmantelamiento al que está sometida precisamente la cultura"

El Rey Felipe entrega el galardón a Ramón Andrés.

El Rey Felipe entrega el galardón a Ramón Andrés.

CEDIDA
Momento de entrega del galardón al historiador navarro.

Ramón Andrés, recibiendo el galardón de manos de los Reyes.

11
Actualizada 11/06/2015 a las 15:21
  • EUROPA PRESS. LEYRE
El escritor y musicólogo Ramón Andrés ha recibido este miércoles el Premio Príncipe de Viana de la Cultura 2015 reivindicando que su dedicación a las letras y a la música es "una forma de resistencia" y ha valorado que la pervivencia de este galardón "viene a hacer frente al progresivo desmantelamiento al que está sometida precisamente la cultura".

Ramón Andrés (Pamplona, 1955), que ha recibido el galardón en el monasterio de San Salvador de Leyre en un acto presidido por los Reyes de España, don Felipe y doña Letizia, ha mostrado en reiteradas ocasiones su agradecimiento por la concesión de este premio, explicando que para él ha sido un "regalo".



"Debo rendir las gracias más sinceras por su concesión, y, también, por distinguir a alguien que procura hacer de las letras, y no menos de la música, una forma de resistencia. En una labor eminentemente solitaria como la mía, verme hoy aquí, rodeado de sus respetadas personas, representa un auténtico acontecimiento, o, por mejor decir, un regalo", ha afirmado.

A continuación, Ramón Andrés ha explicado que si ha empleado el término resistencia "no ha sido por azar, pues por resistencia también entiendo, por supuesto, la convocatoria de un premio como el Príncipe de Viana de la Cultura, que, por fortuna, junto a otros, viene a hacer frente a este progresivo desmantelamiento al que está sometida precisamente la cultura, a este deterioro del pensamiento, coaccionado, cada vez más, por un mundo que ha instaurado su ideología en la fabricación de excedentes". "Su meta es el exceso", ha lamentado.

Ramón Andrés no ha querido olvidarse de las personas que han optado a este mismo premio, "ni de todo aquel que trabaja día a día con denuedo, a veces proyectando la silueta de Sísifo". "Si me fuera dado pedir algo, pedir, desde el respeto, a Vuestras Majestades, rogar a las autoridades aquí presentes, no sería otra cosa que ayuda, en la medida de lo posible, a todos cuantos nos hallamos en condiciones más o menos precarias a causa de haber decidido tomar el difícil camino del conocimiento y el saber", ha planteado.

PIDE UNA SOCIEDAD "MENOS ESPECULADORA"

Según ha dicho, estos valores no deben ser entendidos como un patrimonio "para el disfrute personal y narcisista, sino, bien al contrario, concebidos como elementos transmisores, tan necesarios para la conformación de una sociedad más reflexiva y serena, más adulta, menos especuladora".

Ha explicado así que "el nihilismo, el olvido 'del otro', 'de lo otro', 'de los otros', se están convirtiendo, y no de manera lenta, en las marcas de una civilización que debe pensar, ciertamente, qué significa su nombre, el cual, como bien sabemos, conduce a la definición de ciudadano, un ciudadano que, día tras día, ve menguada su condición para ser convertido en un mero cliente, un cliente de la nada, del exceso, como se ha dicho ahora".

"AGRADECIMIENTO POR LA EXISTENCIA DEL PREMIO"

Frente a ello, ha mostrado su "sincero agradecimiento por la existencia del premio, de ahí mi reconocimiento a la labor de quienes tratan, desde las aulas, de asegurar unos buenos contrafuertes; a quienes, desde el saber, procuran la equidad, a todos aquellos que desde la música y las artes, desde el pensamiento y la imaginación, es decir, desde la entrega, procuran que Occidente sea el que hace no tantas décadas propusieron filósofos como Jaspers y Gadamer, que supieron, y no se cansaron de decirlo, que, a la larga, la cultura es más fuerte que cualquier moneda".

Ramón Andrés ha pedido que "no todo quede reducido al 'homo thecnicus', porque esta faceta, la de la técnica, es solamente una parte de lo que es en sí el ser humano, a saber, un portador de sentido, una herencia de significados, un eslabón del Ser".
Selección DN+


Ver más comentarios

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra