x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Violencia de género

Casi dos años de prisión a un policía por maltrato psicológico y amenazas

  • Los delitos fueron cometidos por el agente contra su expareja "durante la convivencia en común y especialmente tras el divorcio"

7
Actualizada 15/05/2015 a las 13:49
  • EFE. Pamplona
A+ A-
La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha confirmado la condena de 23 meses de prisión en total impuesta a un policía foral por maltrato psicológico y dos delitos de amenazas cometidos contra su expareja "durante la convivencia en común y especialmente tras el divorcio".

Junto a los diez meses de prisión por un delito de maltrato psicológico y los 7 y 6 meses, respectivamente, por sendos delitos de amenazas, la sentencia priva al procesado del derecho a la tenencia y porte de armas durante un total de 5 años y 2 meses.

La resolución, que es firme y desestima el recurso interpuesto por el acusado, también le prohíbe acercarse a la mujer, en cualquier lugar donde se encuentre, a una distancia inferior a 300 metros durante un periodo total de 6 años.

La sentencia confirmada, dictada por el Juzgado de lo Penal número 5 de Pamplona, expone que el hombre, a quien absuelve de otros dos delitos de amenazas, estuvo casado con la víctima desde el 2004 al 2008, año en que se divorciaron, y que tuvieron dos hijas en común.

Establece además que "de manera constante" el hombre dirigía a la mujer determinados insultos y expresiones "con intención de menospreciarla y amedrentarla" y le ponía impedimentos para salir de casa con sus hermanas o sus amigos.

Junto con el maltrato habitual, el tribunal considera probados dos delitos de amenazas, como las proferidas cuando, una vez separados, en una entrega y recogida de las hijas, le dijo que le iban a dejar que se llevara la pistola a casa y agregó: "¿A qué no sabes con quien voy a estrenarla?. Contigo".

Estas expresiones causaban "temor y desasosiego" en la mujer, que volvió a sufrir un episodio similar el mismo día en que comunicó al hombre su voluntad de finalizar la relación matrimonial.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra