Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

GASTRONOMÍA

El Ábaco repite por tercer año como ganador de la Semana del Pincho

  • La plata ha recaído en el Patio del Remigio, de Tudela, y el bronce en el Melbourne

Los tres galardonados en la Semana del Pincho.
Ana Beriáin, de AHN, con los ganadores.
AZCONA
  • EFE. PAMPLONA
Actualizada 22/04/2015 a las 21:57
El bar Ábaco, de Huarte, con la creación 'Street food', ganó de nuevo el premio de oro que la Asociación de Hostelería de Navarra concedió este miércoles con motivo de la XVII Semana del Pincho.

El premio fue concedido por el jurado integrado por Martín Iturri, de la Asociación de Hostelería; Carlos Loizu, de la Sociedad Gastronómica Gazteluleku; Josema Azpeitia, periodista gastronómico; Josean Merino, cocinero; José Antonio Cruz Martínez, máster en Viticultura, Enología y Marketing del Vino; y Iosune Cantalejo Díez, profesora de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Púbica de Navarra.

El premio de plata recayó en el pincho 'Chicharro escabechado', presentado al concurso por el restaurante El Patio del Remigio, de Tudela.

El jurado concedió el premio de bronce al local La Barra del Melbourne, de Pamplona, por pincho 'Chicharrito 2015'.

En la entrega de premios celebrada este miércoles, los hermanos Jesús y Luis Íñigo, del bar Ábaco, explicaron que el pincho ganador es "un pan vietnamita que se llama banhmi".

"Este año queríamos darle un toque oriental -han agregado-. Es un pan que se fermentaba, que era muy esponjoso, que se podía freír. Es la base del pincho, que está relleno con una mahonesa de atún, escabeche de verduras, un atún crudo marinado y dos gominolas de soja, y encima microbrotes tiernos de lechugas".

El Ábaco consigue por cuarta vez el premio de oro de este certamen, que también ganaron en 2010, 2013 y 2014, mientras que en 2012 logró el bronce. También ha ganado el certamen del Campeonato de Euskadi dos veces, en 2012 con la esponja de anchoa, y en 2014, con la sardina rota.

Respecto a ser uno de los bares con más reconocimientos de la Semana del Pincho, los hermanos dijeron que el secreto está "en superarte, hacer cosas distintas y el trabajo en equipo, formado por nueve personas y dos de prácticas".

Para los hermanos Íñigo, los ingredientes de un buen pinchos son: "Que se pueda comer con la mano, el sabor, y las texturas y la presentación y estética".

El jurado valoró en el bocado presentado por Ábaco que es "un pincho complejo en matices, pero muy equilibrado". "Cada bocado -según el jurado- aporta una dimensión diferente y sin embargo convergen en el paladar y se ensamblan perfectamente".

Ana Carmen Irala, en representación del restaurante El Patio del Remigio de Tudela, afirmó en la recogida del premio de plata que no se esperaban el galardón y que este año es la primera vez que se presentan al certamen.

Del pincho presentado por el establecimiento, el jurado valoró "su perfecta textura y cocción del chicharro y la aportación que le dan suavidad y elegancia".

Bernardo Pérez e Iban Cestau, del bar La Barra del Melbourne, de Pamplona, afirmaron al recoger el premio de bronce que recibieron la noticia de la concesión del galardón "con mucha sorpresa" porque competían con restaurantes que tienen más infraestructura que ellos.

El premio "Excelentísimo Ayuntamiento de Pamplona a la Mejor Trayectoria Profesional" fue para el bar Burgalés, al que el jurado reconoció "su buen hacer en la hostelería pamplonesa, su dedicación y su excelencia siempre reflejada en su larga trayectoria profesional".

El restaurante La Capilla, de Pamplona, recibió el premio que concede Turismo de Navarra.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE