Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

memoria histórica

UGT reclama el compromiso" del Gobierno en la exhumación de los fusilados en 1936

  • El secretario general de la formación en Navarra ha participado en un homenaje en Ibero

  • Europa Press. Pamplona
Actualizada 14/04/2015 a las 17:18
El secretario general de UGT de Navarra, Javier Lecumberri, ha reclamado a la Administración un "inequívoco compromiso" para que la búsqueda y la exhumación de los restos humanos de los fusilados en 1936 "no recaiga exclusivamente sobre sus familias".

Lecumberri ha planteado esta exigencia durante su intervención en el acto de homenaje organizado por el sindicato este martes en el frontón municipal de Ibero, con motivo del aniversario de la proclamación de la 2ª República, acto al que han asistido cerca de 200 personas, y en el que ha estado presente una representación de la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra, con su presidenta Olga Alcega a la cabeza.

El dirigente de la UGT ha señalado que "reponer la dignidad que les pretendieron arrebatar y recuperar la memoria que han querido borrar, cerrar el círculo del sufrimiento infligido a sus familiares, requiere localizar y recuperar sus restos".

En su intervención, Javier Lecumberri ha explicado el acto como un ejercicio de memoria histórica, "para reivindicar a las personas, con nombres y apellidos, cuya singularidad se pretendió borrar haciéndolos desaparecer en fosas comunes".

No obstante, también reivindicado este acto "para hacer memoria de clase, para reivindicar a los obreros conscientes, término que, con mucho acierto, utiliza el profesor Ángel García-Sanz, para describir a aquellos pioneros del movimiento obrero navarro, que fueron capaces de rebelarse contra la explotación del hombre por el hombre y de organizarse política y sindicalmente para cambiar la sociedad".

El acto de homenaje ha tenido lugar en Ibero, localidad en cuyo término de las Tres Cruces se encuentran las fosas comunes de más de 40 republicanos, socialistas y ugetistas, entre ellos tres de los principales dirigentes del sindicato en aquella época: Gregorio Angulo, fundador y primer presidente de la UGT en Navarra, Tiburcio Osácar, director del periódico sindical '¡Trabajadores!', y José Roa, gerente de la cooperativa de casas baratas de Pamplona.

De ellos tres y del resto de las personas fusiladas y enterradas en la fosa de Ibero, Ángel García-Sanz Marcotegui, catedrático de Historia de la Universidad Pública de Navarra y biógrafo de Angulo, ha destacado tres rasgos comunes: que su preocupación fundamental era "la mejora de las condiciones de vida y trabajo"; su "espíritu solidario", que les llevaba a realizar aportaciones económicas a las causas más diversas, ya fuera el funcionamiento de las organizaciones obreras de la época, la financiación de campañas en otras regiones o países o el sostenimiento de huelgas; y su "falta de preocupación por todo aquello que suponía una exaltación de lo propio", dada su ideología internacionalista.

Martín Zabalza, representante de la Fundación Juan José Gorricho, ha redundado en aquellos ideales y ha reivindicado la "continuidad histórica entre la UGT fundada por Gregorio Angulo en Navarra en 1901, la UGT de 1936, la de 1976 y la de hoy".

"Frente a quienes quieren apropiarse de nuestros fundadores y de nuestros compañeros asesinados, desde planteamientos ideológicos que les eran y nos son absolutamente ajenos, quiero reivindicar hoy nuestras banderas, la bandera roja de la UGT, que es el símbolo de la fraternidad universal, y bandera tricolor, que como dijo Constantino Salinas, histórico dirigente socialista y de la UGT y vicepresidente de la Diputación Foral en 1936, no hay otra que con más título pueda llamarse sin más aditamentos bandera española".

En el acto también ha intervenido el militante de UGT y miembro de la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra Jokin De Carlos, que ha relatado el asesinato de sus dos tíos "por ser de la UGT, al igual que mi abuelo, mi padre y yo mismo", ha dado las gracias al sindicato por la invitación al acto y ha expresado el "orgullo" de pertenecer a la misma organización "por cuya militancia fueron asesinados".

El acto ha concluido con una marcha hasta la fosa común de las Tres Cruces y una ofrenda floral a cargo de Olga Alcega, presidenta de la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra, y Javier Lecumberri.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE