Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

inundaciones

El Consejo de Ministros estudiará este viernes las ayudas por riadas

  • Así lo ha asegurado José Javier Esparza tras la reunión mantenida con el secretario de Estado de Medio Ambiente

  • EFE/DN.es. Pamplona
Actualizada 01/03/2015 a las 20:22
El Consejo de Ministros verá este viernes un decreto de ayudas para los damnificados por las inundaciones, según informó el Gobierno de Navarra al término de la reunión que el consejero de José Javier Esparza mantuvo en Zaragoza con el secretario de Estado de Medio Ambiente.

Unas ayudas que Esparza reclamó durante la reunión que cubran el cien por cien de los daños, tanto a particulares como a entidades locales, al entender que estas inundaciones han tenido un carácter extraordinario y por lo tanto las ayudas también deben serlo y superar la cuantía del 50% de los daños que se concedió en la anterior ocasión.

Además, indicaron las mismas fuentes, allá donde las condiciones lo permitan se procederá de manera inmediata a ejecutar actuaciones de emergencia y el Gobierno central, a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro, reparará las motas dañadas.

Por último, a más largo plazo, el acuerdo fue que se estudiará la modificación de la legislación ambiental para facilitar la limpieza de los ríos.

Con estos compromisos por parte de la Administración central, el Gobierno de Navarra subrayó que a partir de ahora el consejero Esparza aseguró que vigilará su cumplimiento.

Mientras en Zaragoza se mantenía esta reunión, a la que también asistieron los titulares de Medio Ambiente de Aragón y La Rioja, así como los delegados del Gobierno, en Navarra las localidades de la Ribera seguían cubiertas por el agua.

Tudela y Buñuel continuaban con calles inundadas, bajos anegados y vecinos que no podían regresar a sus viviendas, al tiempo que otros recibían en lanchas los suministros que necesitan.

El lento descenso del nivel del agua desbordada del Ebro impide además que se puedan iniciar los trabajos de achique y limpieza, por lo que todavía no es posible hacer una evaluación de daños que, en todo caso, desde el sector agrario la UAGN prevé que serán elevados al calcular que pueden ser más de 20.000 las hectáreas inundadas y a ello habrá que sumar caminos e infraestructuras.

Este sindicato sostiene además que para los agricultores "la verdadera inundación llega cuando se retira el agua", dice su presidente, Félix Bariáin, ya que pueden pasar dos meses hasta que puedan entrar a trabajar la tierra por la humedad, la suciedad y las piedras acumuladas.

También puede tardar un tiempo la reparación de las carreteras de la red secundaria que están cerradas al tráfico en el sur y el norte de la comunidad por las inundaciones y sus consecuencias, tanto desprendimientos como hundimientos.

Asimismo, en la red principal siguen cortadas según los últimos datos del Gobierno de Navarra la N-113 (Pamplona-Madrid) entre los pk. 75 y 77, en Castejón; uno de los carriles de la N-135 (Pamplona a Francia por Valcarlos), y el carril central de la N-121-A (Pamplona-Behovia).

La carretera NA-126 (Tudela-Tauste), que se encontraba cortada al tráfico entre los pk. 3 y 7, en Fustiñana, por inundación a causa del desbordamiento del río Ebro, volvió a entrar en servicio al quedar libre uno de sus carriles, en el pk 3,3.

La reapertura de la carretera permite a los vecinos de Cabanillas, Fustiñana y localidades próximas de la provincia de Zaragoza acceder directamente a Tudela por carretera, ya que hasta ahora tenían que dirigirse hasta Gallur para poder cruzar el Ebro.

A las siete de la tarde el río Ebro pasaba por Tudela con una altura de 4,61 metros, un metro por debajo del nivel registrado en la punta de la crecida.

Los datos de la página web de la CHE indican que a la misma hora en Castejón, donde se mantiene la alerta roja, el caudal del Ebro era de 1.564 metros cúbicos por segundo y la altura del río de 6,45 metros, frente a los 1.676 metros3/s y los 6,68 metros de nivel que marcaba a las diez de la mañana.

La Confederación ha rebajado el nivel de alerta para Mendavia y Andosilla, ahora ambas localidades en prealerta por la situación del Ebro y el Ega a su paso, y considera que la situación ha recuperado la normalidad en el resto de aforos en Navarra.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE