Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Meteorología

La Ribera de Navarra, en alerta ante la crecida de los ríos

  • La Confederación Hidrográfica del Ebro estima que el desbordamiento sea notable en el tramo comprendido entre los municipios de Tudela y Castejón, debido a la suma de los caudales del Arga y del Aragón

Las inundaciones de la Comarca de Pamplona, desde el aire
Las inundaciones de la Comarca de Pamplona, desde el aire
Imagenes aéreas de las inundaciones en la Comarca de Pamplona
  • EFE. Pamplona
Actualizada 26/02/2015 a las 23:16
Los municipios navarros de la Ribera del Ebro, especialmente Castejón y Tudela, se preparan para afrontar la madrugada de este viernes una avenida extraordinaria del río, en el que confluirá la cresta de la crecida de sus afluentes Arga y Aragón, que este jueves por la tarde inundaron Funes pero sin causar grandes daños.

El Servicio de Emergencias de Navarra informó de que la cresta de la avenida ya pasó Funes, municipio en el que confluyen los ríos Arga y Aragón, donde el primero transporta 986 metros cúbicos por segundo cuando su causal medio este mes ha sido de 225 metros cúbicos.

La crecida de los ríos, que el miércoles afectó a Pamplona y su comarca, discurrió este jueves por la tarde por la zona media de Navarra "con avenidas similares" al temporal del pasado enero.

En el municipio de Funes, el agua entró en algunos edificios del paseo del Arga y los jardines colindantes, y se cerró preventivamente un colegio de primaria.

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) estima que la crecida puede llegar sobre las seis de la madrugada al tramo comprendido entre los municipios navarros de Tudela y Castejón, donde se teme que sea "extraordinaria" por la suma de la avenida de ese río a las del Arga y el Aragón.

La CHE predice que, hasta las seis de la madrugada, la avenida puede ser menor de lo previsto en un principio por la labor que están realizando los embalses de Yesa e Itoiz, que desaguan desde el miércoles.

El presidente de la CHE, Xavier de Pedro, pidió este jueves en Zaragoza a la población que "extreme la precaución" en las zonas del río Ebro, donde hay situadas motas de contención (defensas de tierra) ante el riesgo de que se produzca alguna "rotura".

El Ayuntamiento de Tudela adoptó una serie de medidas ante la crecida del Ebro, que puede llegar a alcanzar un caudal de 2.522 metros cúbicos por segundo y una altura de siete metros, según los datos que maneja el consistorio, que acordó cortar accesos viarios, limitar áreas de estacionamiento, cerrar el polideportivo, colocar sacos de protección, retirar contenedores y trasladar algunas dependencias municipales.

En el municipio de Tudela se registraron acumulaciones de agua en algunos puntos, lo que obligó a cortar este jueves por la tarde la carretera NA-134 en el punto conocido como Recta de Arguedas, un nudo de conexión de esa ciudad con pueblos de la zona.

En Castejón, el Ebro transporta 2.295 metros cúbicos de agua cuando su caudal medio este mes ha sido de 1.035. En este municipio sigue cortada la carretera N-113 Pamplona-Madrid.

También se encuentran cerradas otras quince carreteras de la red secundaria de la comunidad, entre ellas la que da acceso al polígono industrial de Landaben, en Pamplona.

La avenida inundó este jueves centenares de hectáreas pero, hasta el momento, no ha ocasionado ninguna víctima. Los servicios de emergencias, sin embargo, realizaron multitud de actuaciones como consecuencia de desprendimientos de tierras, socavones, vehículos afectados por el agua, grietas en la calzada o árboles caídos.

El volumen de las precipitaciones, según el Gobierno de Navarra, está descendiendo en las últimas horas, según los datos pluviométricos recogidos, y se mantiene para las próximas horas la previsión de lluvias persistentes en la zona norte, pero de carácter débil. Se mantiene, no obstante, el deshielo en las cabeceras de los ríos.

En Guipúzcoa, las fuertes lluvias que cayeron desbordaron el Urumea y causaron importantes problemas en los barrios donostiarras, acostumbrados a sufrir las crecidas del río -Martutene y Txomin-Enea-, donde se podría volver a complicar la situación si, como se prevé, las precipitaciones arrecian.

La situación en el río Urumea se estabilizó este jueves por la tarde, aunque el Ayuntamiento de San Sebastián mantiene todos los dispositivos de emergencia activados porque se prevén fuertes chubascos en las próximas horas.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE