Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

temporal de nieve y frío

La ola de frío en Navarra, importante pero no excepcional, según la AEMET

Se espera que este fin de semana suban las temperaturas máximas en Navarra porque va a haber más insolación y menos nubosidad, pero a las temperaturas mínimas "les va a costar mucho remontar"

  • efe. pamplona
Actualizado el 06/02/2015 a las 13:46
La ola de frío que recorre Navarra y gran parte del norte de España desde el pasado miércoles está siendo importante por la caída de las temperaturas, el fuerte viento y la nieve acumulada, pero no es un episodio excepcional, ha afirmado el delegado territorial de AEMET, Francisco Javier Rodríguez.

La llegada de olas de frío, ha explicado Rodríguez, es "un poco irregular", ya que en la península pueden producirse entre cero y dos episodios de este tipo al año y, de hecho, en los dos últimos inviernos no se ha registrado ninguna.

AEMET considera "ola de frío" un episodio caracterizado por una temperatura anormalmente baja, que se prolonga durante tres o más días, y en al menos una décima parte del territorio nacional.

Respecto a las precipitaciones de nieve, ha señalado que, en la Cuenca de Pamplona, la nevada del domingo, de unos 12 a 15 centímetros de espesor, no se registraba desde el 2010, pero "tampoco ha sido ningún récord", porque por ejemplo en 2007, del 22 al 25 de enero, se acumularon más de veinte centímetros.

Las nevadas del pasado domingo, ha comentado Rodríguez, se debieron a un flujo de aire del noroeste, que tiene más recorrido atlántico y provoca un tiempo húmedo, con más precipitaciones en Navarra, al menos en la zona norte, pero con temperaturas no tan bajas. Fue una nieve húmeda, con temperaturas entre -1 y 1 grados.

Ahora, la situación ha cambiado, ya que el anticiclón se ha posicionado sobre las islas británicas, en latitudes superiores, y hay una zona de bajas presiones (borrasca) sobre el Golfo de Génova.

Como el anticiclón gira en el sentido de las agujas del reloj y la "baja" lo hace en sentido contrario, se ha creado un flujo nordeste, una masa polar-continental, que procede del interior de Europa.

Rodríguez ha indicado que esa masa de aire continental suele ser en Navarra muy fría, pero seca, con excepción de la zona más occidental (Leitzaran, Urbasa, Aralar, prácticamente hasta Tierra Estella), que limita con Álava y Guipúzcoa, donde sí puede tener algo de recorrido marítimo.

En zonas como el País Vasco, Cantabria, Asturias, Palencia o norte de Burgos, sí ha nevado "muchísimo", ha dicho Rodríguez, porque la masa de aire hace un recorrido marítimo, al contrario de lo que sucede en gran parte de Navarra, situada más al este.

El delegado territorial de AEMET ha asegurado que, si esa masa de aire "bascula" un poco por las tardes, como está ocurriendo estos días, puede llegar algo de precipitación "más débil y despistada" a la Cuenca de Pamplona, pero donde cae más nieve y cuaja más es en la zona de Alsasua, Codés, Urbasa y Aralar.

En principio, ha apuntado, este fin de semana van a subir las temperaturas máximas en Navarra porque va a haber más insolación y menos nubosidad, pero a las temperaturas mínimas "les va a costar mucho remontar".

Incluso, si el viento se calmara, las mínimas pueden ser un poco más bajas que las que se han registrado desde el miércoles, pero las máximas a lo largo del fin de semana irán subiendo y podrían seguir haciéndolo el lunes y el martes.

Rodríguez ha considerado que éste podría ser el episodio más destacado de este invierno, tanto en el centro de Navarra como en el Pirineo, pero "tampoco ha sido nada de récord, ni mucho menos".

En marzo y abril, ha declarado, es "muy difícil" que se produzca en Navarra un episodio con temperaturas tan bajas, vientos y nevadas, ya que los meses más adecuados para las olas de frío van de noviembre a febrero, pero sobre todo enero y febrero.

"Aún nos quedan tres semanas" de febrero para recibir olas de frío en Navarra, ya que luego "es mucho menos probable", ha subrayado. 
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones