Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
PARLAMENTO DE NAVARRA

La hermana de Mikel Zabalza pide que se le devuelva la "dignidad"

  • Lourdes Zabalza, acompañada de su primo Manuel Vizcay, ha reclamado, en la Cámara, "justicia"

0
Actualizada 14/01/2015 a las 12:13
  • EFE.PAMPLONA
La hermana de Mikel Zabalza, cuyo cuerpo sin vida apareció en el río Bidasoa veinte días después de haber sido detenido por la Guardia Civil, ha reclamado "justicia" en el Parlamento de Navarra, donde ha pedido que, "ya que no pueden devolverle la vida, al menos contribuyan a devolverle la dignidad".

Lourdes Zabalza, acompañada por su primo Manuel Vizcay, detenido a la vez que su hermano, ha ofrecido su testimonio en una sesión de trabajo en el marco del debate de la proposición de ley de I-E que busca reparar a las "otras víctimas", las víctimas de motivación política provocadas por grupos de extrema derecha o funcionarios políticos.

Tras remarcar que se han sentido "ninguneados" por numerosos estamentos, a excepción de la dirección de Víctimas de Derechos Humanos del Gobierno Vasco, ha celebrado que una institución como el Parlamento foral dé al tema la "importancia que se merece".

"La Guardia Civil arrancó a Mikel de su casa el 26 de noviembre 1985 y lo devolvió veinte días más tarde muerto, le robaron la vida y su dignidad al construir en torno a su muerte una gran mentira", ha sostenido su hermana.

Al respecto ha pedido a los parlamentarios que, ya que no pueden devolverle la vida, "al menos contribuyan a devolverle la dignidad" con esta ley y una comisión que "tenga el valor de llegar hasta el final", que en su caso es reconocer que fue "torturado hasta que murió y eso no fue fruto del acaloramiento de un descontrolado, sino de una estrategia diseñada en las más altas instancias del Estado".

Han sido años "llenos de sufrimiento", en especial para sus padres. "Se fueron sin poder reparar el buen nombre de su hijo", ha dicho entre lágrimas, tras lo que ha precisado que no quieren provocar compasión, "únicamente reclamamos justicia", ha aseverado.

Ha relatado lo sucedido desde el 26 de noviembre de 1985, cuando la Guardia Civil irrumpió en su casa para llevarse a sus otros dos hermanos, Aitor y Patxi, que fueron puestos en libertad y sin cargos. Al intentar contarle a Mikel lo sucedido no lo encontraron y entonces supieron que su primo Manuel y su novia habían sido detenidos.

Fueron a preguntar por él al cuartel de Intxaurrondo y allí llegaron a decir a su madre que "si había perdido el hijo fuese a buscarlo a objetos perdidos".

Días después se lanzó la versión de que se había escapado después de agredir a un guardia cuando iban a buscar zulo en las inmediaciones de Endarlatsa, un relato "increíble" para la familia, según Lourdes, quien ha comentado que al mismo tiempo el sindicato clandestino de la Guardia Civil emitió un comunicado en el que decía que no se le buscara porque había muerto en el cuartel.

Los relatos tanto de su novia como de su primo corroboran esa afirmación, a juicio de la familia, que comenzó una búsqueda sin éxito, que fue acompañada de una gran presión social que llevó al ministro del Interior, José Barrionuevo, a decir que "aparecerá o será encontrado".

Días después apareció su cuerpo en el río Bidasoa, en un sitio que había sido minuciosamente rastreado y sin indicios que apuntaran a que había estado esos veinte días en el río, ha subrayado, su hermana, quien ha añadido que "todavía más rocambolesco" ha sido "el periplo judicial de la causa", que se ha abierto y sobreseído dos veces.

A continuación Manuel Vizcay ha relatado su detención y cómo en el cuartel de Intxaurrondo escuchó "ruidos fuertes, sonidos guturales y vómitos" de la habitación contigua a la suya y en la que al parecer se encontraba su primo.
Vizcay ha apuntado que el comunicado del sindicato clandestino y el uso de frases como "te puede pasar lo que le pasó a Mikel Zabalza" corroboran su convencimiento de que murió en Intxaurrondo.

"Es hora de que se reconozcan las otras víctimas", ha sostenido Vizcay, quien ha subrayado la importancia de la proposición de ley que se está estudiando y la creación de "una comisión de la verdad en la que se haga un relato verdadero de lo que pasó".
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra