Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
Guerra Civil

Comienzan los trabajos para localizar los restos de tres personas fusiladas

  • Se trata de huidos del fuerte de San Cristóbal, a los que se buscará el sábado entre Echálaz y Elía

Fuerte de San Cristóbal.

Fuerte de San Cristóbal

Archivo
0
Actualizada 02/01/2015 a las 10:26
  • DN.ES. Pamplona
El sábado 3 de enero el Ayuntamiento del Valle de Egüés inicia los trabajos para localizar, y en su caso, exhumar, en un paraje del Concejo de Elía los restos de tres presos que se fugaron en mayo de 1938 del fuerte de San Cristóbal, en plena Guerra Civil.

El Ayuntamiento del Valle de Egüés cumple así con un acuerdo adoptado por el pleno el pasado noviembre, que se aprobó por unanimidad, y que solicitaba la exhumación de restos humanos de la Guerra Civil en la localidad de Elía.

Anteriormente, el Ayuntamiento presentó una instancia al Gobierno de Navarra solicitando la autorización para esta intervención arqueológica y hace unos días, el pasado 15 de diciembre, el consejero de presidencia, Javier Morrás, dictó una orden foral para permitir los trabajos que se iniciarán este sábado 3 de enero, a las 9.30 horas.

La Sociedad de Ciencias Aranzadi (Zientzia Elkartea) ha sido la encargada de elaborar el plan de intervención arqueológica, la metodología de actuación y el informe preliminar, en virtud del cual la zona de exhumación se sitúa en la parcela catastral 168 del polígono de Elía- Valle de Egüés. Concretamente, el lugar donde se realizará la búsqueda se sitúa en el extremo de una parcela existente junto a la carretera NA-2375, entre las localidades de Echálaz y Elía. Según los testimonios recabados, los posibles enterramientos estarían situados a unos 145 metros de la parcela.

Este caso de los tres fusilados en Elía está igualmente recogido en el mapa de fosas de Navarra con los datos que aportó la asociación Txinparta. En ambos casos, el origen de la información es el mismo, un vecino de Setuáin.

LA FUGA DEL FUERTE

En plena Guerra Civil, el 22 de mayo de 1938, Pamplona fue testigo de la fuga más espectacular de toda la historia penitenciaria española. Ese domingo salió por el rastrillo de la prisión-fortaleza un contingente de 795 prisioneros. Tan solo tres o cuatro de estas personas consiguieron llegar a suelo francés.

La mayoría de los evadidos regresó a la prisión, unos obligados y otros por sus propios medios. Sin embargo, una cantidad nada desdeñable pagó con su vida el intento de evasión. Los menos fueron condenados a la pena capital como instigadores de la evasión, los más fueron indiscriminadamente asesinados en una cacería que se extendió por los valles al Norte de la ciudad y que arrojó más de doscientas víctimas.

De estas últimas, veinticuatro jamás pudieron ser identificadas. Precisamente tres de ellas fueron asesinadas y clandestinamente enterradas en este paraje del Valle de Egüés.

LA HISTORIA

El relato del vecino de Setuáin recuerda que ”estos tres hombres aparecieron un día por Elia diciendo que tenían hambre y si les podían dar algo de comer. Les dieron pan y les dijeron que tenían que ir a por más pan y se fueron a sus casas y volvieron con escopetas y los detuvieron, luego marcharon a Villava, donde había un pelotón de Falange, a avisar de la detención y les preguntaron qué debían hacer con ellos, a lo que les respondieron que les pegasen un tiro”.

“Volvieron al pueblo y le avisaron al cura de Elia, que era de Villava, para que los confesase. El cura intercedió por ellos rogando a los matones que no los matasen pero todo fue inútil, los llevaron al campo y los fusilaron a los tres; a uno de ellos, con los disparos, se le saltó la dentadura y cayó al suelo, donde se vio que tenía una pieza de oro y que uno de los pistoleros la recogió y la tiró a la fosa, donde se enterró junto a los tres cadáveres”.

La información de la asociación Txinparta sobre el caso incluye el relato de un vecino que recuerda que “estaban en el rosario, al oscurecer, y que llegaron varios hombres buscando al cura para confesar a unos presos fugados de San Cristóbal. Él cree que eran cuatro y uno de ellos se escapó o intentó escapar, por lo que hubo algún tiroteo y no recuerda qué pasó con él”.

“A los otros tres los llevaron al extremo superior de una finca triangular que hay a la izquierda de la carretera (kilómetro 2), un poco antes de llegar al pueblo de Elía y allí los mataron y enterraron”, concluye la narración de los hechos.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra