Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

TRIBUNALES

Eximen a Educación por el chocolate en mal estado de una máquina

El departamento no tendrá que pagar por el alimento con larvas de cucaracha consumido por una mujer en un colegio de Tudela

  • EFE. Pamplona
Publicado el 24/11/2014 a las 18:59
El departamento de Educación no tendrá que pagar indemnización alguna por el chocolate contaminado con larvas de cucaracha consumido por una mujer que realizaba unas prácticas en un colegio público de Tudela y que lo había comprado en una máquina expendedora instalada en el centro educativo.

Así lo establece el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Pamplona al desestimar el recurso interpuesto por la mujer contra la resolución del consejero de Educación en la que rechazaba su reclamación.

Los hechos tuvieron lugar el 24 de noviembre de 2011 cuando la mujer, de prácticas en el colegio público de educación especial Torre Monreal de Tudela, decidió tomar un chocolate en una máquina instalada en la sala de reuniones y, al hacerlo, comprobó que estaba contaminada con larvas de cucaracha.

Esta circunstancia conllevó una posterior sanción a la empresa titular de la máquina.

A raíz del incidente, la afectada desarrolló una fobia específica que precisó tratamiento médico durante casi tres meses y reclamó al Gobierno de Navarra, como titular del centro en el que se encontraba la máquina, el pago de 10.561,25 euros.

No obstante, el tribunal considera en su sentencia que no se ha acreditado que el hecho denunciado se debiera a un funcionamiento anormal de los servicios públicos "pues el incidente no sucede a consecuencia ni en el desarrollo de ningún servicio público".

La intervención del centro se limita a la cesión de parte de su espacio para la instalación de una máquina expendedora de bebidas "siéndole totalmente ajenos los concretos contratos de compraventa entre los usuarios y la empresa titular de dicha máquina para la obtención de bebidas".

Por tanto a la Administración "no se le puede imputar el daño" ni el "incumplimiento de su deber de vigilancia".
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones