Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

pantano de yesa

Javier Morrás niega deslizamientos "graves" en las obras de Yesa

La CHE aseguró que se trataba del derrumbe de un talud que no ponía en riesgo la seguridad de la presa

Ampliar Morrás niega deslizamientos
Morrás niega deslizamientos "graves" en las obras de Yesa
  • efe. pamplona
Publicado el 30/10/2014 a las 14:34
El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Javier Morrás, ha negado que se hayan producido en Yesa deslizamientos "graves" en la ladera del pantano sino que se trata de "un fenómeno absolutamente diferente y superficial que evidentemente desearíamos que no se hubiese producido". 

El nuevo deslizamiento, de unos 30.000 metros cuadrados, fue denunciado ayer por vecinos de las localidades navarras de Yesa y Sangüesa y reconocido por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), responsable de las obras de ampliación del pantano, que aseguró sin embargo que se trataba del derrumbe de un talud que no ponía en riesgo la seguridad de la presa. 

Al ser preguntado en rueda de prensa sobre este asunto, el consejero ha precisado que la información que ha recibido de la CHE, con la que están en "permanente contacto", es que lo sucedido ayer es "radicalmente diferente" a lo ocurrido en enero del 2013 "que fue el deslizamiento de una capa interior". 

Ahora "parece ser un tema absolutamente superficial en un punto diferente al que se han realizado las obras y que por lo que sabemos es precisamente donde se asentará la presa futura", ha señalado Javier Morrás, quien ha aclarado que la presa futura no es como la actual, construida con hormigón, sino "de material". 

"De deslizamientos estructurales o graves, como se produjeron el año pasado, no tenemos conocimiento, no hay nada", ha aseverado. 

Tras insistir en que la CHE "no nos ha trasladado que se haya producido ningún movimiento", el consejero ha señalado que existe un "seguimiento técnico y tecnológico muy fuerte" de esta obra, que es el que detectó esos primeros movimientos que, en diciembre y enero pasados, "eran imperceptibles a la vista humana". 

En cualquier caso, ha sostenido de que "sin ninguna duda" la CHE "debe ser extremadamente celosa en una obra que, además, goza de grupos contrarios a la misma". 

En este sentido, ha señalado la importancia de que "este tipo de circunstancias se reduzcan a su mínima expresión y que (la CHE) una, a su capacidad técnica, un sobrecelo para evitar controversias y polémicas".
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora