Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
TRIBUNALES

Nueve años de cárcel por violar a su mujer, con la que ya no vivía

  • La Audiencia de Navarra condena al acusado a otros nueve meses de prisión por coacciones a su pareja

0
Actualizada 05/09/2014 a las 11:19
  • EFE. PAMPLON
La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha condenado al vecino de Pamplona Gustavo Oswaldo G.R. a 9 años de cárcel por un delito de violación y a 9 meses más por otro de coacciones a su mujer, con la que ya no vivía.

La sentencia, puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo, declara probado que el procesado, que había cesado en su convivencia con la víctima después de ocho años de matrimonio, en los que tuvo dos hijos, acudía al domicilio de ésta o llamaba por teléfono a horas "intempestivas", "provocaba" discusiones e "insultaba" a la mujer.

Y subraya que incluso le llegó a decir que "prefería verse entre cuatro paredes a que ella le pusiera una demanda de separación".

Fue el 10 de junio de 2011 cuando, pese a las negativas de la víctima, apareció en la vivienda para llevarse el traje de comunión de un hijo que le había prestado una amiga.

Cuando ella se dirigió a coger el traje, la sentencia indica que el acusado le siguió con "ánimo libidinoso" y, pese al rechazo de la mujer, abusó de ella.

La mujer sufrió "intensa picazón en la zona vaginal" por la que necesitó tratamiento, como también por sintomatología post traumática severa compatible con un Trastorno por Estrés Agudo que le causó ansiedad, inquietud, irritabilidad, miedos súbitos, explosiones de ira, ahogo e incapacidad para conciliar y mantener el sueño.

Padeció también según el fallo alteraciones en la alimentación con pérdida de apetito así como reacciones somáticas, sensación de embotamiento y desapego respecto a los demás; incapacidad para relacionarse normalmente con su actual pareja, y evitación y desconfianza frente a otros hombres y en concreto en lo que se refiere al contacto físico cordial.

Asimismo presentaba intensos pensamientos intrusivos y recurrentes y reacciones emocionales negativas como sentimientos de desesperanza, culpa, vergüenza y sensación de suciedad y de rechazo muy intenso.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra