Guardia Civil

Una empresa navarra, estafada con subvenciones inexistentes de la UE

  • Una banda radicada en Barcelona se ofrecía, previo pago, a tramitar supuestas subvenciones de la Unión Europea

0
Actualizada 31/07/2014 a las 15:19
  • EFE. BARCELONA
La Guardia Civil de Barcelona ha desmantelado una banda radicada en la comarca barcelonesa del Maresme que estafaba a empresas de toda España, una de ellas en Navarra, a las que cobraba por tramitarles subvenciones inexistentes de la Unión Europea (UE).

Según ha informado este jueves la Guardia Civil, tres personas han sido imputadas por la comisión de al menos siete estafas a cuatro farmacias de Barcelona, una de Madrid y una de Navarra y a una asociación de madres y padres de alumnos de un colegio de Voltregá (Barcelona).

El grupo organizado se dedicaba a firmar acuerdos entre la empresa administrada por los tres imputados con sus víctimas, con las que se comprometían, previo pago de diversas cantidades de dinero, a tramitar supuestas subvenciones de la Unión Europea.

En los acuerdos firmados, los estafadores adquirían el compromiso de llevar a cabo las gestiones necesarias para la obtención de subvenciones otorgadas por la Unión Europea, subvenciones que en realidad eran inexistentes y para cuya tramitación exigían el pago fraccionado de una cierta cantidad de dinero que debían abonar los afectados.

Según la investigación de la Guardia Civil, los estafadores, que tenía la razón social de su empresa en la comarca del Maresme, habría cometido al menos siete estafas por un montante de 15.000 euros.

Los estafadores ofrecían sus servicios a través de la página web de su empresa, donde anunciaban la posibilidad de tramitar solicitudes para la obtención de subvenciones de la UE para comprar maquinaria para emblistar o empaquetar, subvenciones que no concede la Unión Europea y en cuya inexistencia, según la Guardia Civil, subyacía el engaño en el que consistía la estafa.

Los clientes eran atraídos por las ofertas de la página web y las posibles ayudas ofertadas y firmaban un contrato con la empresa a cambio de pagar una cierta cantidad de dinero, que era desglosada en tres partes: una al inicio de la tramitación y las otras dos en fechas concretadas.

A cambio, la empresa se comprometía a la tramitación e información asidua de las ayudas solicitadas.

A través de una de las páginas oficiales y de acceso libre de la Unión Europea, rellenaban un formulario gratuito y sin condiciones, con los datos del solicitante y qué tipo de ayuda habían solicitado, con lo que infundían en sus clientes confianza y seguridad para seguir pagando.

Una vez finalizado el pago de lo convenido, dejaban de ponerse en contacto con las víctimas, cambiaban su número móvil y su cuenta de correo electrónico.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra