Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Salud Pública

El Gobierno foral controlará 601 piscinas de uso colectivo en verano

  • En la pasada campaña estival, el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra realizó 32 expedientes sancionadores

0
Actualizada 19/06/2014 a las 16:23
  • EFE. Pamplona
El Gobierno foral controlará las instalaciones y condiciones sanitarias de 601 piscinas de uso colectivo en 266 instalaciones, es decir, aquellas que no tengan carácter familiar privado o plurifamiliar de menos de 20 viviendas, para garantizar la seguridad y la salud de los usuarios.

El objetivo es prevenir y evitar los riesgos físicos, químicos o microbiológicos derivados del uso de estas instalaciones recreativas, como los traumatismos, accidentes y ahogamientos, y las enfermedades infecciosas, digestivas, respiratorias y cutáneas.

Las labores de control serán llevadas a cabo por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), de los ayuntamientos de Pamplona y Tudela (por delegación), y de la Policía Foral, que contarán con el apoyo, si fuera necesario, del personal sanitario de los equipos de Atención Primaria, según informa el Gobierno foral.

Los controles consistirán en la comprobación de las autorizaciones administrativas, la inspección de las instalaciones y el cumplimiento de las condiciones técnicas y de seguridad exigidas por la normativa foral, así como la realización de los análisis de la calidad del agua y del aire (en el caso de los vasos cubiertos) exigible por la normativa estatal.

En la pasada campaña estival, el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra realizó 32 expedientes sancionadores por deficiencias registradas o incumplimientos de la normativa.

De ellas, 14 corresponden a infracciones registradas en controles realizados por la Policía Foral, y 18, por la sección de Sanidad Ambiental del Instituto. En esta cifra no están incluidas las eventuales sanciones correspondientes a instalaciones de Pamplona y Tudela, cuya vigilancia corresponde a los respectivos ayuntamientos, por delegación.

Entre las deficiencias más repetidas figura la insuficiencia de registros de autocontrol, la no señalización de la profundidad del agua, ausencia de analíticas del agua, de socorrista, falta de marcarilla/bombona de oxígeno en el botiquín, ausencia de señalización de duchas "seta", carencia de puerta en el vallado perimetral del vaso, deficiencias en medidas de antideslizamiento o niveles de cloro incorrectos.

Además, se realizaron 49 requerimientos de corrección de deficiencias leves o documentación complementaria, con fijación de un plazo determinado para la subsanación.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra