Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

PRESENTACIÓN EN PAMPLONA

Pedro J. Ramírez aboga por reformar la Constitución "para que los políticos respondan ante ciudadanos, no ante partidos"

  • Dice que "en el momento en el que se abre el melón de la reforma constitucional todo debe poder discutirse"

  • E.PRESS. PAMPLONA
Actualizada 13/05/2014 a las 21:43
El exdirector de El Mundo Pedro J. Ramírez defendió que "la única alternativa a la podredumbre del sistema constitucional es su reforma" y consideró que "más importante" que el debate territorial es que "la Constitución se reforme para que haya una ley electoral que permita que los representantes respondan ante los ciudadanos y no ante los partidos que los ponen en las listas cerradas".

Así lo manifestó Pedro J. Ramírez, quien presentó en Pamplona su libro 'La desventura de la libertad. José María Calatrava y la caída del régimen constitucional español en 1823'. Al acto, que dio comienzo pasadas las 19.30 horas, asistieron, entre otros representantes políticos, la presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, y el presidente del Parlamento de Navarra, Alberto Catalán.

Antes de la presentación del libro, el escritor fue preguntado por los periodistas por qué es lo que falló para que cayera el régimen constitucional en 1823 y si se podría asemejar a la situación de hoy en día y afirmó que entonces "existía una podredumbre del sistema constitucional".

"Es un libro de historia. Yo no trato de utilizar la historia para intervenir en el debate del presente, pero todos los libros de historia se leen en el presente y es inevitable mirarse en ese espejo", precisó.

En este sentido, señaló que su obra "demuestra que la única alternativa a la podredumbre del sistema constitucional es su reforma y que si no se produce la reforma, de una manera o de otra, se produce la quiebra, el hundimiento y el fracaso".

Cuestionado por dónde tendría que ir la reforma constitucional en la actualidad, Pedro J. Ramírez indicó que "lo más importante es que consigamos que los políticos nos devuelvan los derechos de participación política que paulatinamente vienen usurpándonos".

"Se habla mucho del debate territorial, pero a mí me parece mucho más importante que la Constitución se reforme para que haya una ley electoral que permita que los representantes respondan ante los ciudadanos y no ante los partidos que los ponen en las listas cerradas", aseguró.

Asimismo, apostó por realizar reformas para que "el requisito de vida democrática interna de los partidos sea condición sine qua non para que esos partidos obtengan dinero público como financiación, para que la independencia del poder judicial quede protegida y blindada frente a interpretaciones torticeras como las que se han venido haciendo de ese precepto constitucional, o para que el reglamento del Congreso y el Senado permita la libertad individual de los diputados". "A mí esas reformas son las que me parecen más urgentes y más importantes", puntualizó.

SOBRE EL SISTEMA TERRITORIAL

En cuanto a si en estas hipotéticas reformas entraría una reforma del sistema territorial, el escritor opinó que "en el momento en el que se abre el melón de la reforma constitucional todo, y cuando digo todo, digo todo, debe poder discutirse".

"Así nos lo acaba de recordar el propio Tribunal Constitucional en su sentencia sobre la resolución soberanista del Parlamento de Cataluña, con esas consideraciones precedidas de la expresión 'ahora bien'", añadió.

Por lo tanto, según Pedro J. Ramírez, "claro que debe poder discutirse la unidad de España, debe poder discutirse la monarquía, debe poder discutirse todo, naturalmente luego tiene que entrar en juego la búsqueda de acuerdos en función del nivel de representación que alcance cada uno".

Por otro lado, señaló que "si estamos hablando de la reforma de la Constitución, estamos hablando de la Constitución española, y el ámbito de soberanía es el conjunto de la nación, otra cuestión es si como consecuencia de esa reforma se pueden establecer mecanismos de secesión para un territorio o de unión entre comunidades autónomas". "Todo eso es posible siempre y cuando los representantes de la mayoría de los españoles estén de acuerdo con ello", concluyó.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE