Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Parlamento de Navarra

El CRANA pide un plan de viabilidad apoyado por la mayoría de los grupos

El gerente Javier Asín ha afirmado que las funciones del Centro de Recursos Ambientales "no pueden ser transferidas al Gobierno" Los trabajadores piden la paralización del cierre, una decisión que a su juicio responde "a razones políticas, no económicas"

El CRANA pide un plan de viabilidad apoyado por mayoría de los grupos
El CRANA pide un plan de viabilidad apoyado por mayoría de los grupos
  • EUROPA PRESS. PAMPLONA
Publicado el 19/02/2014 a las 16:33
El gerente y la plantilla del Centro de Recursos Ambientales de Navarra (CRANA) han defendido en el Parlamento foral su viabilidad y han pedido la reversión del cierre decidido por el Gobierno mediante un plan que ha sido apoyado por la mayoría de los grupos.

Incluso el portavoz de UPN, Jerónimo Gómez, se ha comprometido a intentar reconducir el cierre ya que, aún sin saber "si podrá seguir con el mismo formato", ha valorado el trabajo de la fundación como "importante para la comunidad", aunque también ha señalado que la razón "es puramente económica" y que, "si bien es verdad que estamos hablando de cantidades pequeñas" el presupuesto "es el que es".

El gerente, Javier Asín; el responsable de proyectos, Adolfo Jiménez; y la responsable del área de empresa, gestión ambiental y responsabilidad social, Ana Carmen Irigalba, también delegada de CC OO; han participado este miércoles en una sesión de trabajo de la comisión de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local.

Javier Asín ha explicado que innovación, anticipación y proximidad son las señas de identidad de esta fundación creada en 2002 y formada por un director, un oficial administrativo y nueve trabajadores, cuyo trabajo, ha dicho, es "difícilmente asumible directamente" por el Gobierno de Navarra.

El gerente del CRANA ha expuesto además los impactos de su cierre, resumiéndolos en educativos y sociales, económicas, de imagen de la marca de Navarra y laborales.

A su juicio, el cierre es una decisión "legítima" pero "precipitada" y "difícil de asumir y entender" que comporta una pérdida para la sociedad "que deberíamos entre todos saber evitar" porque, ha advertido, con ella "nadie gana".

Por ello, tras alertar de la pérdida de fondos europeos y valorar el nivel de autofinanciación alcanzado, se ha mostrado convencido de que "vale la pena estudiar las alternativas para poder preservar" su actividad.

Por su parte, Adolfo Jiménez ha criticado un cierre "unilateral y sin explicaciones" contra el que han recogido cerca de 4.000 firmas y otros apoyos que "nos reconfortan", coincidiendo con Asín en que "es muy difícil, por no decir imposible, que nuestras funciones puedan ser asumidas por el Departamento".

Tras sostener que con el cierre, no solo pierden los trabajadores, sino el gobierno, las entidades locales, las empresas, las consultoras ambientales, los centros escolares, las organizaciones sociales y la ciudadanía, Jiménez ha alertado sobre la pérdida de fondos europeos.

Al respecto ha comentado que 2014 es "un año crucial" para entrar "con buen pie" en el programa marco europeo 2014-2020, que contempla importantes inversiones.

También ha manifestado su impresión de que el cierre del CRANA "no es un hecho aislado" sino que se enmarca en un proceso de desmantelamiento de las políticas medioambientales de Navarra que "nos va a salir caro".

Ana Carmen Irigalba se ha centrado en la defensa de la viabilidad del CRANA y, después de mostrar el "estupor" de la plantilla ante su cierre, que consideran una "decisión política" para la que se aduce como argumento 410.000 euros, ha propuesto a los grupos parlamentarios "replantear su viabilidad".

"Proponemos la posibilidad de realizar un plan de viabilidad que contemple los ajustes y reestructuraciones necesarias, desde el no al cierre", ha señalado ante de recibir el apoyo de todos los grupos parlamentarios al trabajo realizado.

Samuel Caro, portavoz del PSN, solicitante de la sesión de trabajo junto con Bildu, Aralar-NaBai e I-E, ha calificado de "error" el cierre del CRANA y, tras sumarse a la búsqueda de alternativas, entre ellas el plan de viabilidad, ha abogado por intentar "salvar" la fundación "entre todos".

Desde Bildu, Víctor Rubio se ha opuesto también a un decisión "no legítima", y más "por ahorrase unos pocos euros", y se ha sumado a la búsqueda de alternativas abriendo un diálogo entre todos "para retomar el tema y que esta injusta decisión no se lleve adelante".

El portavoz de Aralar-NaBai, Txentxo Jimnez, al entender el cierre como "un error serio" del Gobierno y "una falta de visión que perjudica directamente al interés público", ha mostrado su disposición para "hacer lo necesario para evitarlo", coincidiendo en ello con Txema Mauleón, de Izquierda-Ezkerra, quien ha mostrado su esperanza en que la decisión, a su juicio un "auténtico despropósito absolutamente injustificado", sea "reversible"

Amaya Zarranz, de PPN, ha considerado que el plan de viabilidad "puede ser interesante" ya que, pese a apoyar la racionalización del gasto y el adelgazamiento de la administración, a su entender estas decisiones no hay que tomarlas "a la ligera".
volver arriba

Activar Notificaciones