Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

EDUCACIÓN AMBIENTAL

El CRANA resalta el valor de su trabajo pese al anuncio de su cierre

El Centro de Recursos Ambientales de Navarra es una de las fundaciones que eliminará el Ejecutivo foral

  • EFE. PAMPLONA
Publicado el 25/01/2014 a las 18:26
Con motivo del Día Internacional de la Educación Ambiental, el Centro de Recursos Ambientales de Navarra, una de las fundaciones cuyo cierre ha acordado el Gobierno foral, pone en valor la tarea que realiza y sostiene que la "Educación Ambiental no es un capricho, es una necesidad y un derecho".

Como "irónico" califican los trabajadores de esta fundación el hecho de que la misma semana en la que se celebra el Día Internacional de la Educación Ambiental, el 26 de enero, se haya acordado desde Gobierno de Navarra el cierre de esta entidad "clave" para la educación ambiental en Navarra.

Tras subrayar que la Educación Ambiental es "el instrumento básico de transformación hacia una sociedad más sostenible con el medio ambiente, más equitativa y eficiente para todos los ciudadanos y ciudadanas", lamentan en un comunicado que "la apuesta política es la destrucción de servicios de este tipo al ciudadano y está por encima de todos sus compromisos con la sostenibilidad".

La plantilla del CRANA considera que los motivos y necesidades que generaron su creación en 2003 "no sólo siguen vigentes, sino que en la encrucijada actual, son la llave para salir antes y hacia un futuro mejor".

"En tiempos de crisis es cuando la eficiencia, hacer más con menos, base del desarrollo sostenible, debe ser la guía", señalan, pero precisan que esa eficiencia "no es ahorrar unos cuantos miles de euros a corto plazo, sino invertir algunos miles de euros en conseguir procesos más rentables en todos los sectores, asentados de manera que a corto, medio y largo plazo generen ahorro de recursos y, por tanto, ahorros económicos".

Y a esto, aseguran, es a lo que se dedica el CRANA, a ofrecer servicios de apoyo para que la eficiencia, en el uso de la energía y del agua, en la reducción de residuos, en un consumo responsable, genere ahorros reales.

A eso añaden que el CRANA se ha preocupado de anticiparse a los retos y demandas europeas, ha promovido procesos de participación y creado puentes entre lo público y lo privado, entre los administradores y la ciudadanía y ha trabajado en el aumento de la eficiencia de la Administración Pública.

Además, según subrayan, el CRANA ha conseguido diversificar fuentes de financiación y atraer fondos para Navarra, obteniendo de otras fuentes de financiación 90 euros por cada 100 invertidos por el Gobierno.

Tras plantear si "se puede poner precio a la salud, a la educación, al impulso de la participación y la concertación social", preguntan al Gobierno foral sobre si las cientos de acciones desarrolladas por el CRANA durante estos años han aumentado la eficiencia en empresas, comunidades de vecinos, ayuntamientos, centros escolares, edificios de la administración pública y la ciudadanía en general.

"¿Esas acciones son un apoyo para un mejor futuro de nuestra sociedad?", preguntan los trabajadores, que concluyen que la "Educación Ambiental no es un capricho, es una necesidad y un derecho para los ciudadanos".
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora