Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

FORMACIÓN

El inglés, la llave de muchas puertas

  • Dominar este idioma, una asignatura pendiente para muchos españoles, es fundamental para desempeñar distintas profesiones y viajar por el mundo. Aprenderlo es un propósito que exige constancia pero también saber que es posible

Humberto Bustince, investigador de la UPNA.
Humberto Bustince, investigador de la UPNA.
archivo
  • LEIRE ESCALADA. PAMPLONA
Actualizada 10/01/2014 a las 11:42
Año tras año, el inglés continúa siendo una de las asignaturas pendientes de los españoles. Según el baremo del CIS, se calcula que dos de cada tres ciudadanos de nuestro país no sabe ni hablar ni escribir en esta lengua, datos demoledores que afectan a distintos escenarios. Y es que desde los viajes por distintos lugares del planeta hasta las relaciones laborales, el inglés se convierte en pieza insustituible en la maleta. Y no basta con tener unas nociones, hay que lograr un buen dominio, tanto a nivel escrito como oral.

Como con cualquier otro idioma, el aprendizaje del inglés es una carrera de fondo que hay que empezar cuanto antes. Seguramente será uno de los propósitos principales de muchas listas de Año Nuevo, una meta que requiere esfuerzo pero que, sobre todo, es alcanzable. Así lo atestiguan varios navarros que utilizan el inglés habitualmente y que señalan esta lengua como una llave maestra para moverse en distintos ámbitos.

Un ejemplo es el profesor Humberto Bustince Sola, de 55 años y natural de Ujué, que imparte Computación e Inteligencia Artificial en la Universidad Pública de Navarra. Comenzó a aprender inglés cuando inició sus estudios universitarios y desde entonces no ha dejado de practicarlo. "En mi trabajo es fundamental, en ingeniería y ciencia y, en general, en todo. El inglés es la base y el medio natural de comunicarte con cualquier persona del mundo". Por eso, recomienda aprenderlo, si es posible desde jóvenes y no dejar de utilizarlo, tanto con personas nativas como con hablantes de otros lugares. "He practicado mucho más y me ha ido muy bien hablando en Polonia y otros países que, aunque no son de habla inglesa, la comunicación la hacemos siempre en inglés. Con gente que no lo tiene como lengua materna me ha resultado más fácil".

Esta lengua también es imprescindible para el desarrollo profesional de pamplonés Jesús Javier Iriarte Ayestarán, de 45 años e informático en Thomson Aranzadi. Dio las primeras clases en el colegio pero su salto definitivo fue realizar un curso del instituto en Missouri, Estados Unidos. Además, tras licenciarse en Ingeniería Informática en San Sebastián, se marchó un año a Escocia para hacer un máster. Así, pudo conocer dos formas de hablar inglés muy distintas. En su trabajo lo utiliza a diario, a través de correos electrónicos y videoconferencias, pero también señala la importancia de conocerlo para viajar. "Estuvimos en el Mar Rojo buceando y el idioma que se utilizaba en el barco era el inglés. En todos los países es muy cómodo".

ESTUDIAR EN OTRO PAÍS 

Para la milagresa Leyre Garde Martínez, de 23 años y graduada en Magisterio de Primaria por la Universidad de Soria, el inglés es una puerta al mundo laboral. Al terminar su carrera, cursó el título de Magisterio con mención en inglés. "Creo que, aparte de que es importante conocer otro idioma, ahora mismo es lo que tiene más salida profesional", explica. Por eso, decidió mejorar sus conocimientos en el extranjero y desde el pasado septiembre trabaja como au pair en la localidad irlandesa de Bodyke. Allí cuida de los tres niños de la familia con la que vive. "Al margen de que en España la preparación es insuficiente, porque te enseñan mucha gramática pero a hablar prácticamente nada, para perfeccionar el idioma creo que lo mejor es irte allí, porque es donde realmente aprendes. Y también conoces otra cultura, aprendes a valerte por ti misma...".

La pamplonesa Sonia Álvarez Eseverri, licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Navarra, también apostó por estudiar en el extranjero. Realizó su primera estancia a los 16 años, cuando pasó uno de los meses de verano en Connecticut, Estados Unidos. Después, durante la etapa universitaria, y en gran parte gracias a su nivel de inglés, pudo estudiar un curso en la Universidad de North Carolina, también en Estados Unidos, y realizar prácticas en una ONG de Nueva York durante las vacaciones veraniegas. "Saber inglés no solo me ha permitido dar clases allí en una Universidad, sino toda la experiencia que vives, la gente que conoces, ver cómo funcionan, qué cosas hacen por ocio, cuál es en realidad su cultura", detalla la joven de 22 años, que también habla francés y trabaja con una beca en la Facultad de Comunicación de la UN.

Junto a las salidas profesionales que ofrece conocer bien este idioma, apunta que es muy útil para los viajes, ya sean países de habla inglesa o no. En este sentido también coincide Garde: "Es imprescindible. Aunque haya muchos españoles, necesitas el inglés para todo: moverte en tren, en autobús, en las tiendas... Lo importante es comunicarte, porque ellos hacen el esfuerzo de entenderte".

En general, la experiencia en otro país es la estrella para lograr un gran dominio de la lengua. Iriarte, que además del inglés se defiende en alemán, aconseja "pasar una temporada en el extranjero, pero estancias un poco más largas que un mes. Si es posible, por ejemplo, hacer un año de estudio, un Erasmus en un país de habla inglesa, o posterior, es muy bueno. Recomendaría en Estados Unidos porque es más fácil estar en sitios donde no hay españoles, en estados no tan conocidos o turísticos".

DESDE ESPAÑA

Pero no solo desde el extranjero se puede aprender y perfeccionar el inglés. Todos coinciden en la importancia trabajarlo desde nuestras fronteras. El principal reto suele estar a la hora de hablar y de pronunciar correctamente, no tanto la gramática o el vocabulario. Así lo explica Álvarez, que reconoce que lo más complicado es hablar de temas muy especializados: "En clase de Derecho de la Comunicación o de Campañas Publicitarias, cuando ya es vocabulario muy específico, al hablar te sientes más cortada. Porque, mientras no seas bilingüe, no te expresas tal cual. Ahora es un poco la batalla de ir perfeccionándolo".

Para Bustince, que también habla francés y recomienda estudiar varias lenguas, "lo difícil es el oído. Tienen cantidad de sonidos que nosotros no utilizamos. Me resulta mucho más complicado el oír que el escribir. Eso lo arreglas oyendo muchos telediarios en inglés, películas y hablando". En esta línea, Garde asegura que "lo mejor para aprender inglés es ver las series americanas o inglesas con los subtítulos en inglés, leer libros sencillos y las canciones, a la vez que las escuchas, leer la letra. Te ayuda en la pronunciación". Asimismo, Iriarte recomienda "utilizar los medios que tenemos ahora mismo disponibles en televisión, la TDT, que puedes escuchar en inglés. Hay otros países en los que, por ejemplo, no se doblan las películas, como Noruega, Finlandia e incluso Portugal. Eso les obliga, y les da una mayor facilidad para aprender inglés".



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE