Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

FERIA TAURINA

Oreja para Hermoso de Mendoza en la plaza de toros limeña de Acho

El diestro español Enrique Ponce tuvo la actuación más destacada de la quinta y última corrida de la Feria del Señor de los Milagros

Oreja para Hermoso de Mendoza en la plaza de toros limeña de Acho
Oreja para Hermoso de Mendoza en la plaza de toros limeña de Acho
  • EFe. Lima (Perú)
Actualizado el 09/12/2013 a las 11:13
El diestro español Enrique Ponce ha tenido la actuación más destacada de la quinta y última corrida de la Feria del Señor de los Milagros, celebrada hoy en la plaza de toros limeña de Acho, en la que el rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza obtuvo una oreja.

En el festejo también actuó el español Iván Fandiño, que se silenció sus actuaciones.

Con media entrada en los tendidos, se lidiaron dos toros de Vistahermosa y San Esteban de Ovejas, para rejones, y cuatro de San Sebastián de las Palmas y San Esteban de Ovejas para la lidia ordinaria, desiguales de presentación, mansos y descastados, salvo el tercero.

El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza: silencio y oreja.

En lidia ordinaria, Enrique Ponce: palmas y vuelta al ruedo.

Iván Fandiño: silencio y silencio.

A pesar de no haber cortado oreja, Enrique Ponce ha sido el triunfador del festejo con una faena técnicamente impecable ante un descastado adversario de San Esteban de Ovejas.

El diestro valenciano no tuvo suerte en el sorteo, pero a golpe de perseverancia, inteligencia y valor, supo inventar una faena insólita ante el quinto de la tarde, un manso al que logró someter aplicando los tiempos y las distancias precisas.

Dirigió la lidia de principio a fin y toreó con mucha paciencia y suavidad para extraer, de uno en uno, todos los muletazos que tenía el astado. Perdió la oreja por fallar con el estoque.

En el primero de su lote, también de San Esteban de Ovejas, porfió contra la poca fuerza y nula transmisión de su oponente. El de Chiva intentó persuadirlo con su tersa muleta pero el toro no sacó el fondo de bravura que todos esperaban. Culminó de una estocada tendida y dos descabellos.

El navarro Pablo Hermoso de Mendoza cortó una merecida oreja con el corrido en cuarto lugar de San Esteban de Ovejas, al que sometió montando a los célebres "Churumay", "Manolete" y "Pirata". A pesar de la marcada querencia a tablas, supo lucirse colocando rejones y banderillas que fueron celebradas por el público.

El que abrió plaza, con el hierro de Vistahermosa, tuvo más casta y poder, lo que permitió al de Estella apreciar la doma sobre "Viriato" y "Churumay". Perdió los trofeos con el rejón de muerte por caer trasero.

El vizcaíno Iván Fandiño no tuvo una tarde acertada y fue rebasado por su lote, el mejor de la feria. El tercero era un toro fijo, pronto y bravo que tenía una embestida complicada que no supo gobernar. Al encastado animal había que aguantarle con quietud y bajarle la mano para imponer autoridad. A pesar de sus complicaciones, era un toro de orejas que se perdió ante las protestas del público.

El de Orduña tampoco estuvo acertado con el que cerró plaza, un astado remarcado de La Ahumada que se anunció antirreglamentariamente como de San Sebastián de las Palmas. Si bien al toro le faltó un puyazo que ahormara su descompuesta embestida, no hubo claridad para suplir este defecto con la muleta.
volver arriba

Activar Notificaciones