Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

CUENTA ATRÁS PARA EL 22 DE DICIEMBRE

Se acelera la venta de lotería en Navarra a un mes de El Gordo

  • En las administraciones coinciden en que están dejando atrás el "desánimo" de hace unos meses y que notan "ilusión" en la gente.

José Freire, comprando lotería, ayer en la calle Amaya
José Freire, comprando lotería, ayer en la calle Amaya
DN.ES
Joana Igal, en la Plaza del Castillo, ayer, cerca de las 10 horas
Joana Igal, en la Plaza del Castillo, ayer, cerca de las 10 horas
DN.ES
Carlos Cortes, el dueño del local de la Plaza del Castillo, ayer
Carlos Cortes, el dueño del local de la Plaza del Castillo, ayer
Uharte, comprando los décimos de su abuelo, en la calle Amaya
Uharte, comprando los décimos de su abuelo, en la calle Amaya
  • JOANA PERNAUT. PAMPLONA
Actualizada 22/11/2013 a las 06:01
Los niños de San Ildefonso, dentro de un mes, estarán cantando los números del sorteo de Navidad. Entre tanto, en las administraciones de lotería de Navarra las ventas van cogiendo carrerilla en el último mes.

A diferencia de otros años, este 2013 ha costado arrancar y ha bajado el número de décimos comprados. A nivel nacional, según los primeros datos, el gasto de los ciudadanos ha disminuido un 18%, aunque en administraciones de la Comunidad foral coinciden en que van dejando atrás el "desánimo" de hace unos meses. Y, tras las ventanillas, se muestran rotundos: "La gente está ilusionada pese a la que está cayendo". 

RECUERDOS, Y NO, DE EL GORDO

En la administración nº 3 de la Plaza del Castillo suena la canción del anuncio del sorteo del próximo 22 de diciembre: "Aquí está la Navidad, pon tus sueños a jugar...". Carlos Cortes, el dueño, se remonta a 1974, el último año en el que El Gordo cayó en Navarra, aunque en un estanco de Tudela, el año pasado, se vendió un décimo por medio de una terminal automática.

"Aquel año, estaba en el colegio, tenía 9 años  y mis padres vinieron a casa muy alegres", recuerda. Fue un día de "abrazo va, abrazo viene" que tampoco se olvida en la administración de San Nicolás, donde también entregaron El Gordo. María Puy Estébanez tenía entonces 20 años y llevaba sólo un año tras el mostrador. "Fue el 12.176. No se me borra...". 

Salvo ellos dos, ninguna de las personas consultadas esta semana, ni empleados de administraciones, ni compradores con más o menos años recuerdan con exactitud aquel 1974 y miran más al presente.

"Este año estamos vendiendo hasta los números feos", comenta la lotera de la Plaza del Vínculo, María Pilar Calonge. Por su parte, en el establecimiento de la calle Amaya, en el nº 6, Antonio Moreno resalta la "ilusión" que percibe en la gente y cómo ha incrementado la venta de décimos a través, por ejemplo, de bares. 

Para concluir, Calonge y Cortes suspiran una idea común: "Ya es hora de que toque en Navarra. Debería de caer aquí". Y un cliente de la cola interviene: "Año de nieve, año de bienes...".

 





volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE