Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Salud

Un 8% de los cánceres de mama detectados en Navarra es hereditario

  • De los 400 casos de esta enfermedad que se diagnostican al año en Navarra, cerca de 30 son genéticos

Una mujer se realiza una mamografía.
Una mujer se realiza una mamografía.
archivo dn
  • alicia burdaspar. pamplona
Actualizada 21/08/2013 a las 06:01
Treinta de los cerca de 400 casos de cáncer de mama que se diagnostican al año en Navarra son hereditarios. Estas cifras suponen entre un 7% y un 8% de las detecciones, cuando a nivel nacional, estos datos fluctúan entre el 5% y el 10%.

La conciencia sobre la importancia de hacerse pruebas para detectar un cáncer genético cada vez es mayor. "Las mujeres son más conscientes de sus antecedentes familiares y acuden a consulta por este motivo". Así lo constata el jefe de la Unidad de Cirugía de Mama del Complejo Hospitalario de Navarra, Fernando Domínguez Cunchillo.

En aquellas mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama se establecen determinadas medidas de control. Entre ellas, está la realización de un estudio mamográfico antes de los 35 años. Además, se recomienda comenzar con las revisiones diez años antes de la edad en la que la mujer más joven de la familia haya sido diagnosticada de cáncer de mama.

Hasta el momento, se conocen dos tipos de mutaciones genéticas (BRCA1 y BRCA2) que aumentan el riesgo de contraer esta enfermedad. No obstante, el hecho de tener este gen hereditario no significa que la persona vaya a desarrollarla. Según el tipo de mutación, el riesgo oscila entre el 50% y el 60%.


PRUEBAS PARA DETECTAR UN POSIBLE COMPONENTE GENÉTICO

Las pruebas para determinar si los genes defectuosos están presentes en la mujer están cubiertas por la Seguridad Social. Aunque estos tests no demuestren la presencia de BRCA1 y/o BRCA2, se establecen "estrictos" controles en aquellas mujeres con antecedentes familiares de tumores de mama o de ovario.

Asimismo, Domínguez explica que algunas pacientes tratadas de cáncer de mama aprovechan sus consultas de revisión "para preguntar si sus hijas tienen que hacer algo especial (controles, estudios genéticos, etc.)". El riesgo de que un descendiente padezca esta enfermedad depende de si los dos progenitores son portadores de una mutación genética. En el caso de que sólo la presente uno de ellos, las posibilidades de transmitirla son del 50%.

A diferencia de otras comunidades autónomas, en Navarra todavía no existe una unidad que se dedique exclusivamente al cáncer genético. No obstante, Domínguez explica que desde el Complejo Hospitalario de Navarra "se están dando los primeros pasos para ponerla en marcha".

PREVENCIÓN DEL CÁNCER DE MAMA

Una de las opciones a la hora de prevenir el cáncer de mama es la mastectomía preventiva. Durante esta compleja intervención quirúrgica, la mujer pierde la mama, la areola y el pezón. En Navarra, dos mujeres se someten cada año a esta operación a través del Servicio Navarro de Salud. Este tipo de cirugía reduce el riesgo de presentar la enfermedad hasta un 90%. Sin embargo, Domínguez sostiene que esta intervención "no mejora la supervivencia del paciente y no se asocia a una menor mortalidad por cáncer de mama".

Por esta razón, se muestra más partidario de realizar un seguimiento estricto sobre las mujeres, porque esto permite diagnosticar el cáncer "en estadios muy precoces y alcanzar tasas de curación muy altas".

Algunos de los riesgos que conlleva someterse a una mastectomía preventiva son la pérdida de sensibilidad en las mamas, necrosis, perder parte del "complejo areola-pezón o padecer otras complicaciones propias del implante de prótesis". En palabras de Domínguez, conviene que la mujer conozca estas posibles consecuencias y esté enterada de otras alternativas, "como la terapia preventiva" o la cirugía sobre los ovarios y las trompas de Falopio.

El Servicio Navarro de Salud cubre este tipo de mastectomía en el caso de que se cumplan determinados criterios. Tener un cáncer de mama diagnosticado antes de los 50 años, un cáncer de mama bilateral (de mama y de ovario al mismo tiempo) o haber tenido varios tumores de distintos orígenes son algunos de los signos que debe presentar la paciente para realizarse las pruebas, que siempre son una "opción personal".

UNA MASTECTOMÍA ÚTIL

En la actualidad, se realizan dos tipos de mastectomías. La simple, en la que se extirpa el pecho, la areola y el pezón, intentando preservar el máximo de piel para facilitar la reconstrucción; y la subcutánea, en la que se respeta la piel, la areola y el pezón. Según Domínguez, la realmente "útil" en la prevención de cáncer de mama es la primera.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE