Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

sanidad pública

Juan José Rubio, nuevo director gerente del Servicio Navarro de Salud

  • Sustituye en el cargo a Ángel Sanz Barea, quien presentó este martes su dimisión
  • Sánchez de Muniáin achaca la decisión a la "presión" y el "desgaste" producido por la crisis y los ajustes realizados en el sistema sanitario

Juan José Rubio, director gerente del Servicio Navarro de Salud.
Juan José Rubio, director gerente del Servicio Navarro de Salud.
CEDIDA
  • efe. pamplona
Actualizada 03/07/2013 a las 16:20
El Gobierno foral  ha designado al pamplonés Juan José Rubio Vela, hasta ahora director de coordinación de instalación del equipamiento médico del hospital Sidra, en Qatar, como nuevo director gerente del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea. 

Rubio sustituye en el cargo a Ángel Sanz Barea, quien presentó este martes su dimisión, al igual que el director del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), Ignacio Iribarren, unos ceses, ha comentado el portavoz del Gobierno de Navarra, Juan Luis Sánchez de Muniáin, que se han podido deber a la "presión" y el "desgaste" producido por la crisis y los ajustes realizados en el sistema sanitario.

Este nombramiento, ha explicado Sánchez de Muniáin en conferencia de prensa, se enmarca en la reestructuración del sistema sanitario público, que lleva aparejada una renovación en el equipo de dirección del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea y del Complejo Hospitalario de Navarra, que pasan a ser dirigidos por Juan José Rubio y por Víctor Peralta Martín, respectivamente.

Completa el equipo el nombramiento de María Jesús Calvo Guitán como directora médica del CHN.

El objetivo de esta reestructuración, ha afirmado el consejero, es intensificar la participación de los profesionales sanitarios y avanzar en una organización asistencial más integral, que incluye programas como el plan de atención a enfermos crónicos y pluripatológicos, el plan integral para Oncología y Demencias, y el impulso de la coordinación entre Atención Primaria y Especializada.

En concreto, en el caso del SNS-O, se reduce la estructura al desaparecer la Dirección de Organización, Gestión Asistencial y Sistemas de Información.

De los servicios que integraban esta unidad, el de Sistemas de Información pasa a formar parte de la Dirección General de Salud, dado que ofrece un servicio transversal a toda la estructura sanitaria y no sólo al SNS-O.

Por su parte, el Servicio de Coordinación y Control Asistencial se integra en la Dirección de Atención al Paciente y Calidad y el Servicio de Organización dependerá directamente de la Gerencia del SNS-O.

Por último, se eliminan el Servicio de Estudios y Proyectos y el Servicio de Seguridad de la Información. Las funciones de este último servicio serán realizadas por la Sección de Seguridad de la Información que estará integrada en el Servicio de Sistemas de Información.

Además, se crea una Subdirección de Continuidad Asistencial y Calidad, como una unidad de apoyo a la Dirección del Complejo Hospitalario de Navarra. Esta nueva Subdirección tiene como objetivo definir e impulsar los procesos asistenciales, coordinar la implantación de los proyectos estratégicos del Departamento en el ámbito del Complejo Hospitalario de Navarra y desarrollar los pactos de gestión por objetivos anuales que se establezcan.

Por su parte, en el Departamento de Salud, se modifica la estructura de la Dirección General de Salud que, además de asumir el Servicio de Sistemas de Información Sanitaria, ve incrementadas sus funciones con el fin de reforzar su papel en planificación y evaluación de los objetivos globales, así como conseguir una mayor coordinación entre el Departamento y el SNS-O, y entre los planes estratégicos y planes operativos.

Además, con el objetivo de reforzar la coordinación se crean sendas comisiones, tanto en la Dirección General de Salud como en el Servicio Navarro de Salud.

La primera estará formada por la consejera, la directora general de Salud, el director gerente del SNS-O, la directora del Instituto de Salud Pública y Laboral, los directores del SNS-O y el secretario general técnico. Por su parte, la comisión de dirección del SNS-O estará formada por el director gerente y los directores del Servicio, comisión que ya venía funcionando aunque no estaba recogida en los estatutos.

Rubio, nacido en Pamplona en 1965, es licenciado en Ingeniería Industrial, Automática y Electrónica por la Universidad Politécnica de Madrid y Máster en Ingeniería Biomédica por la Universidad de Boston. Tiene asimismo formación en Dirección de organizaciones sanitarias (IESE) y en Gestión clínica y mejora de procesos (IE, Madrid).

Ha combinado el ejercicio profesional tanto en el sector sanitario privado (en diversas multinacionales de tecnología y consultoría sanitaria, con la realización de proyectos en innovación, tecnología y organización entre otros), como en el sector público, desempeñando labores directivas en el Hospital Gregorio Marañón (Madrid) y Complejo Hospitalario de Toledo.

Sánchez de Muniáin ha asegurado que el anterior equipo ha cumplido una etapa "en unas condiciones de mucha opresión en la que ha conseguido una buena parte de los proyectos para los que había sido designado", que tienen todos como finalidad "mantener los estándares de prestación en materia de salud, pero haciéndola sostenible".

El anterior equipo, ha subrayado, ha conseguido proyectos como la unificación de laboratorios o la puesta en marcha de los quirófanos de Ubarmin y por lo tanto "hay que reconocer su trabajo" a pesar de "la enorme presión, el desgaste y las dificultades en las que han tenido que trabajar, que seguramente han motivado en algunos de los casos su renuncia".

"Cada uno expone sus razones" para dimitir, ha dicho el consejero, pero "lógicamente toda esta situación de crisis económica y de dificultad de recursos en las que han tenido que trabajar y la necesidad de ajuste" han creado una "tensión" que ha podido influir en las dimisiones.

Sánchez de Muniáin ha manifestado que es habitual que el gestor del SNS-O "no provenga necesariamente de los profesionales del Departamento de Salud, sino que sea un conocedor de la materia pero que tenga capacidad sobre todo de gestión y de consecución de proyectos".

Tras resaltar que "la sanidad navarra es la mejor de España", el consejero ha indicado que el mantenimiento de la calidad del sistema con menos recursos se consigue con "el esfuerzo e implicación" de todos los profesionales.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE