Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Parlamento de Navarra

Mediterránea defiende su labor y la oposición pide el fin del contrato

  • EFE. Pamplona
Actualizada 27/03/2013 a las 13:37
El presidente de Mediterránea de Cátering, Mariano Muñoz, lamentó las incidencias que han tenido lugar en el Complejo Hospitalario de Navarra, pero defendió la "calidad y seguridad alimentaria" de su servicio y ha asegurado que "nunca" ha existido ningún riesgo para la salud de los pacientes. 

"Sentimos las incidencias que han tenido lugar en el CHN con la puesta en marcha del nuevo sistema de línea fría, pero nunca jamás ha existido un riesgo para la salud de los pacientes", afirmó Muñoz, quien subrayó que "siempre" han cumplido los criterios de seguridad alimentaria que se les exigen.

Añadió que todos los análisis e inspecciones realizados han dado "resultados correctos y satisfactorios en cualquier tipo de incidencia, incluidos los análisis bacteriológicos", por lo que "no existe ni ha existido nunca un riesgo para la salud por contaminación y presencia de bacterias" en su comida.

Muñoz y el director de Operaciones y Expansión, Javier Carracedo, comparecieron, a petición de UPN, en el Parlamento, en una sesión en la que la mayoría de la oposición pidió la rescisión del contrato suscrito por el Gobierno foral con su empresa.

Hasta el momento el Ejecutivo navarro les ha impuesto una sanción, a la que, según dijo, han presentado alegaciones.

El directivo aseguró que se han adoptado "medidas para reducir y eliminar las incidencias", como el ajuste del programa informático del CHN al programa de la empresa, el ajuste de las líneas de potencia de temperaturas de los carros de regeneración a las necesidades reales y se han reunificado las variantes de los platos ya que la existencia de más de 50 colapsaba el sistema.

Además, junto con la consejería de Salud, han establecido áreas de mejora que se refieren al libro de dietas, el proceso de emplatado, el sistema informático, la variedad y composición de los menús, el proceso de comunicación y protocolo de actuación con el personal de enfermería, definición de los servicios que se solicitan fuera del horario habitual y mejora en las infraestructuras.

"Estamos trabajando muy duro para adaptarnos a los gustos de los pacientes navarros, para ello hemos contratado a un jefe de cocina prestigioso", según Muñoz, quien aseguró que como resultado de todo ello, desde hace cuatro semanas, existe "normalidad" en el servicio como acreditan las catas realizadas.

En su exposición indicó que la empresa lleva 25 años en el sector de la alimentación colectiva, está en más de 50 hospitales a nivel nacional y en centros de enseñanza y sociosanitarios, lo que equivale a servir más de 62.000 comidas diarias.

En cuanto al CHN, recordó que se hicieron con el servicio en un concurso público en el que participaron cuatro empresas y ha indicado que han invertido más de 5 millones de euros y han creado 111 puestos nuevos. Este último dato ha sido criticado por varios grupos que han remarcado que se han destruido "decenas de empleos".

Ha subrayado que este proyecto es "pionero y único en España", ya que presta servicio a tres hospital (Virgen del Camino y Hospital de Navarra y Clínica Ubarmin), lo que ha hecho especialmente difícil la implantación. Sirven 3.360 servicios, por lo que desde que comenzaron su actividad el 21 de enero han servido 235.000 comidas.

Muñoz reconoció que no son perfectos y que han cometido errores sobre todo como consecuencia del periodo de adaptación y ha dicho que son "conscientes de que su presencia produce rechazos en personas muy concretas y a nivel muy reducido".

Respecto a la información alusiva a que comenzaron su actividad sin el libro de dietas aprobado por las dietistas, explicó que el equipo de dietistas les dio el visto bueno cuatro días antes de comenzar el servicio, un tiempo "muy corto", ya que se precisan 15 días para la correcta carga de las dietas en el sistema informático.

Sin embargo, añadió, consiguieron cargar la información, aunque de forma incompleta y además comprobaron que muchos de los platos indicados eran incompatibles con el sistema de línea fría, de ahí que se produjeron tantas incidencias.

Ante la acusación de servir café a los niños, dijo que no ha habido ninguna negligencia ya que existen dietas pautadas por el hospital para niños diabéticos que llevan café porque bloquea las proteínas de la leche.

Muñoz denunció los daños que "personal y profesionalmente" les están haciendo con informaciones que, a su juicio, generan una "alarma social innecesaria, perjudican la imagen de la compañía y ponen en riesgo la salud de los pacientes".

Antonio Pérez Prados (UPN) les preguntó si en otros lugares se han encontrado con tantos problemas, a lo que ha contestado que sí pero que ahora el nivel de satisfacción ronda el 90%.

A su pregunta de si se han planteado en algún momento desistir, Muñoz respondió que no van a desistir de su contrato, ya que están capacitados para "hacerlo bien", además ha dicho que no van a presentar denuncias por lo que ha considerado "hechos puntuales", en alusión a alguna incidencia detectada con los carro.

"Nuestra paciencia está agotada", ha dicho Samuel Caro (PSN), quien pidió la rescisión del contrato, una decisión que, precisó, compete al Gobierno foral y a la consejera de Salud.

Bakartxo Ruiz (Bildu) sostuvo que están demostrado "incapacidad para dar un buen servicio, pero la responsabilidad última es de quien ha tomado la decisión que es el departamento de Salud", al que pidió que rescinda el contrato.

Las explicaciones tampoco han satisfecho a Asun Fernández de Garaialde (Aralar-NaBai), quien también pidió la reversión del contrato y ha denunciado la "falta de transparencia".

Enrique Martín (PPN) dijo que su grupo ha estado siempre a favor de la externalización de las cocinas, pero eso "no debe conllevar pérdida de la calidad del servicio". Exigió a Salud que aplique si es necesario con rigor las cláusulas del contrato.

Por I-E, Marisa de Simón achacó "gran parte de la responsabilidad de lo que está ocurriendo al departamento de Salud" y ha considerado "inminente" la rescisión del contrato.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE