Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

ix congreso de UPN

Barcina revalida la presidencia de UPN y aleja el adelanto electoral

  • La presidenta de Navarra salió victoriosa del IX Congreso de UPN, aunque por un estrecho margen de tan sólo 76 votos sobre su adversario, Alberto Catalán
  • No obstante, Barcina tiene la amenaza de una moción de censura porque la oposición tiene la mayoría parlamentaria

Reacciones de Barcina y Catalán tras los resultados
Reacciones de Barcina y Catalán tras los resultados
Los dos aspirantes a la Presidencia de UPN, Yolanda Barcina y Alberto Catalán, reaccionan tras conocerse los resultados de las votaciones en el IX Congreso de UPN, en las que Barcina ha sido reelecta.
Ramaris Albert
Celebración del IX Congreso de UPN en Baluarte
Celebración del IX Congreso de UPN en Baluarte
EFE
  • colpisa. pamplona
Actualizada 18/03/2013 a las 11:14
Yolanda Barcina dio un golpe sobre la mesa al ganar el congreso que Unión del Pueblo Navarro celebró en Pamplona y se hizo con el control del partido. Al mismo tiempo, disipó la posibilidad de un adelanto electoral en la comunidad, posibilidad que se barajaba si hubiera perdido y quedaba en minoría dentro de la formación regionalista. 

La presidenta de UPN y del Gobierno foral salió victoriosa aunque, eso sí, por un estrecho margen de tan sólo 76 votos. Yolanda Barcina obtuvo 871 votos, el 51,78%, frente a los 795, el 47,27%, de su rival por la presidencia del partido, Alberto Catalán. Además, logró el control de la dirección al ganar también la vicepresidencia con Juan Antonio Sola, y la secretaría general, con Óscar Arizcuren. Catalán había ejercido hasta este domingo de vicepresidente de UPN y el secretario general tampoco era partidario de Yolanda Barcina, a la que sus críticos acusan de preocuparse más del Gobierno que del partido.


La victoria coloca en una posición más cómoda a la dirigente regionalista, pero su estabilidad en el Gobierno foral está lejos de estar asegurada. UPN solo cuenta con 19 de los 50 escaños del Parlamento de Navarra, y hasta el año pasado gobernaba junto a los socialistas, que con nueve escaños garantizaban la mayoría al Ejecutivo autonómico. La oposición en su conjunto tiene ahora la mayoría en la cámara, pero es difícil que prospere una moción de censura por la imposibilidad de conciliar posturas entre fuerzas tan dispares como la izquierda abertzale -dividida entre Bildu, que tiene siete diputados, y Aralar-Nafarroa Bai, con seis- y el PP, que suma cuatro.

Barcina, además, llegó muy tocada al congreso al destaparse el escándalo del cobro de dietas en Caja Navarra por participar en reuniones dobles y triples de la Junta de Fundadores y la Comisión Permanente. Dinero, que la pasada semana, anunció que donaría a la Obra Social de la entidad

Unidad


La presidenta navarra animó a todos los afiliados a mantener la unidad y a continuar el camino "todos juntos". "No me siento victoriosa de nada ni de nadie. La victoria sólo se consigue con los rivales políticos y a mis compañeros de partido no los he considerado rivales en nada", aseguró en tono conciliador. De todas formas, reconoció las dificultades y los enfrentamientos que se han vivido en estas últimas semanas dentro del partido, una fase que invitó a superar. "Comenzamos -dijo- una nueva etapa en la que todos hemos aprendido mucho. Hay un partido, UPN que mira hacia adelante. Todos somos UPN". También tendió la mano a su adversario: "Quiero seguir contando contigo en la dirección de este partido".

Por su parte, Catalán reconoció la victoria de Barcina, aunque no consideraba que había perdido porque tenía la "satisfacción del deber cumplido y la conciencia tranquila", tras lo que incidió en la necesidad de "mirar hacia adelante".



La reelegida presidenta del partido, además, tendió la mano a los socialistas para apuntalar la estabilidad del Gobierno. "Nuestras puertas para la negociación están abiertas", proclamó.



La anécdota del congreso estuvo en un fallo informático que provocó que hubiera 132 votos más que votantes. Una vez que se repitió el recuento, esta vez a mano alzada, el partido dio por buenos los resultados y el sector de Catalán se negó a impugnar el resultado.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE