Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Gracias Profe

Las características del profesor del siglo XXI

  • M.O.
Actualizado el 26/11/2012 a las 19:40
Las demandas al profesor del siglo XXI son altísimas. Hoy en día, como se destaca en el estudio Preparing Teachers and Developing School Leaders for the 21st Century: Lessons from around the World (Ed. Schleicher, OCDE 2012), los profesores necesitan estar muy bien preparados sobre las materias que imparten. Necesitan tener un repertorio rico de estrategias pedagógicas para adaptar los métodos a los resultados y optimizar el aprendizaje de estudiantes con enormes diferencias. Esas estrategias deben incluir enseñanza directa, enseñanza al grupo, descubrimientos guiados, trabajo en equipo y la facilidad para el estudio propio y el aprendizaje individual. Deben tener una comprensión profunda de cómo funciona el aprendizaje. Deben ser capaces de trabajar de forma colaborativa. Deben adquirir fuertes habilidades tecnológicas y usar la tecnología como un eficiente instrumento educativo. Y deben desarrollar la capacidad de ayudar a diseñar, liderar, dirigir y planificar entornos de aprendizaje. Además, deben centrar su atención en el estudiante y, como dice otro estudio anterior de la OCDE (La cuestión del profesorado: atraer, capacitar y conservar a los profesores eficientes), ?deben ser capaces de prepararles para una sociedad y una economía que esperarán de ellos autonomía en el aprendizaje, aptitud y motivación para seguir aprendiendo a lo largo de toda su vida?.

Sin ningún cambio en el día a día de la educación, ¿cómo afronta un profesor este paso de la educación del pasado a la educación que hace falta hoy para el futuro?
Ahora se sabe más que nunca sobre la manera en la que los niños aprenden, sobre cómo funciona el cerebro en los primeros años de vida, sobre cuáles son los problemas de aprendizaje que padecen miles de estudiantes, sobre cómo han cambiado estos su manera de relacionarse y de actuar. Sin embargo, todo este conocimiento no siempre tiene un impacto en la labor docente que tiene lugar en las aulas. Y los profesores tienen poco margen de reacción ante la realidad.
Ambos estudios alertan de los profundos cambios ocurridos en la educación. Antes el objetivo se centraba en la propia provisión de educación, hoy en los resultados. El pasado iba sobre entregar sabiduría, el reto hoy es promover sabiduría generada por el propio individuo. En el pasado, los profesores a menudo estaban solos frente a la clase con una significativa capacidad prescriptiva sobre lo que enseñar. Ahora los estudiantes (y sus padres y madres) saben cuáles son sus objetivos y qué se les va a pedir en el futuro, y los profesores más allá de contenidos deben darles las herramientas necesarias para que los consigan. En el pasado, estudiantes muy diferentes (incluso de diferentes edades) eran enseñados de la misma manera, hoy se espera que los profesores asuman la diversidad con prácticas pedagógicas diferenciadas. El objetivo en el pasado era la estandarización y la conformidad, hoy todo gira en torno a ser ingenioso y personalizar las experiencias educacionales. La educación antes estaba centrada en el currículo, hoy lo está en el estudiante. El profesor era antes una autoridad, ¿ahora?
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones