Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

PRESUPUESTOS DE NAVARRA

Los funcionarios pagarán parte del recorte del presupuesto foral

Miranda y Sánchez de Muniáin, durante su intervención tras la sesión de gobierno
Miranda y Sánchez de Muniáin, durante su intervención tras la sesión de gobierno
G.M.A.
  • EFE. PAMPLONA
Actualizada 14/06/2012 a las 00:34
El consejero portavoz del Gobierno de Navarra, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha apuntado este miércoles que los gastos de funcionamiento de la Administración y, dentro de éstos, los del personal es "uno de los aspectos a contemplar" para ajustar el Presupuesto de la comunidad.

El objetivo es cuadrar gastos e ingresos sabiendo que estos últimos a 31 de mayo han sufrido "un descenso más acusado de lo previsto", del 13,5 por ciento, y que la tendencia a la baja "está para quedarse. No es coyuntural sino que se va a mantener a lo largo de todo el año", ha dicho en conferencia de prensa el portavoz "del Gobierno, no de una parte del Gobierno".

Y a esta situación, ha comentado, "el Gobierno se propone darle cara" para salir de la crisis cuanto antes "sabiendo que el cumplimiento del déficit es la puerta por la que hay que pasar".

Para ello el gabinete de UPN-PSN no sólo está repasando las diferentes partidas del Presupuesto sino la propia "estructura" de éste con el propósito de "adaptarla a la situación real de los ingresos", para que sea "menos pesada".

"Es una decisión complicada, determinante, y no hay una previsión de tiempo, aunque sí se ha conminado a hacerlo de la manera más rápida posible porque de esto también depende el buen fin de la medida" y "el desbloqueo" de 132 millones de euros firmado el pasado 1 de junio por el consejero de Economía y Hacienda.

Sánchez de Muniáin no ha avanzado qué medidas concretas se pueden adoptar para llevar a cabo el ajuste pero sí que al ser preguntado por la vía fiscal para aumentar los ingresos, tal y como defiende el PSN, ha asegurado que "lo principal es adaptar el Presupuesto a la situación real de reducción de los ingresos" tanto actual como posiblemente futura.

En este sentido ha apuntado que "si el volumen de ingresos se adecúa al de años anteriores habrá que adecuar también la estructura del Presupuesto a ese nivel de años anteriores y no a la fase de crecimiento a la que hasta hace año y medio se estaba adecuando".

De ahí que en espera de concreciones, que "en este momento no se pueden avanzar" porque "hay que hacerlo bien, cruzando entre todos los departamentos la información suficiente", sí que ha señalado como algo "claro" que "para afectar lo menos posible a los ingresos hay que afectar lo más posible a los gastos de funcionamiento de la Ádministración, es ahí donde se tiene que actuar".

Y dentro de estos gastos, ha agregado, el personal "es uno de los aspectos que obviamente se tiene que contemplar, entendiendo por personal no sólo el que corresponde a función pública sino el de aquellas áreas donde su presupuesto representa una gran medida, como pueden ser Educación o Salud", por lo que también "su estructura se deberá adaptar a la situación real de los ingresos".

Aunque no ha querido calificar la situación económica porque "el Gobierno no está para poner el adjetivo preciso sino para ofrecer la solución más adecuada", como portavoz sí que ha destacado que en ello está "centrado" el gabinete y "lo vamos a hacer de la manera más eficaz posible", "con cierta rapidez" y teniendo en cuenta "también las eventualidades que pueden suceder hasta final de año" para intentar "evitar sobresaltos futuros".

Preguntado además por la crisis vivida entre los socios del Ejecutivo por esa reserva de gasto de 132 millones, el portavoz ha subrayado que "todo el Gobierno tiene asumido que hay que corregir un desequilibrio entre los ingresos reales y los ingresos previstos".

Ha admitido en todo caso que este miércoles el clima entre UPN y PSN ha sido diferente al que hubo en la sesión de Gobierno de la semana pasada y la razón, según ha manifestado, es que "hay que hacer frente a la situación de dificultad y hay que impulsar la actividad ordinaria, en especial lo que tiene relación con proyectos susceptibles de generar riqueza y empleo" como algunos de los aprobados.

Pendiente queda también, tal y como acordaron Yolanda Barcina y Roberto Jiménez, la reformulación del pacto de Gobierno suscrito en 2011, si bien de ésta ha puntualizado que consistirá en adecuar el pacto "en aquello en lo que la situación ha cambiado por la crisis" y esto "con una lectura se puede identificar con mucha facilidad".


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE