Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

BALANCE EN NAVARRA
La manifestación en el Viejo Autobuses, hacia las 12 horas
La manifestación en el Viejo Autobuses, hacia las 12 horas
  • EFE. PAMPLONA
Actualizado el 31/05/2012 a las 21:21
Varios miles de personas se manifestaron el mediodía de este jueves en Pamplona en contra de los recortes en el sector público dentro de la jornada de huelga convocada para este jueves en la administración navarra, que en el caso de la educación pública se suma a los paros celebrados los días 22 y 29 de mayo.

La normalidad caracterizó la jornada de huelga en la función pública navarra, en la que el seguimiento fue desigual en los diferentes sectores, con un mayor apoyo en la educación y menor en el ámbito sanitario.

En cuanto al seguimiento de la huelga, los sindicatos destacaron que en educación el apoyo ha sido superior al 50%. Con paros del 100% en los centros escolares de la zona norte, de más del 53% en la zona Media y del 30% en la Ribera.

Por su parte, el departamento de Educación ha situado el porcentaje en torno al 32,06%, al tiempo que indicó que se no produjeron incidentes y que se cumpleron los servicios mínimos establecidos.

En el resto de áreas de la función pública, el Gobierno de Navarra situó el apoyo de la huelga en un 7,4% en los turnos de noche y de mañana, mientras que los sindicatos apuntaron que en torno al 50% de los trabajadores secundaron el paro en Administración núcleo y un porcentaje "sensiblemente inferior" en Salud.

Una pancarta con el lema "Sector público en lucha. Murrizketarik ez (no a los recortes)", seguida de otra "Por una educación pública de calidad", abrieron la marcha que congregó a un número de manifestantes "superior" a las de los días 22 y 29 (entonces hablaron de unos 12.000), según los sindicatos, y a unas 3.500 personas, según la Policía Municipal.

La huelga en el sector público fue convocada por CC OO, ELA y LAB, mientras que en la educación la promueven LAB, STEE-EILAS, CCOO, AFAPNA, ANPE, CSIF, ELA y UGT.

Durante el recorrido, que comenzó junto a la antigua estación de autobuses y concluyó en la sede del Gobierno foral, se exhibió pancartas en contra de los recortes y los despidos en el sector público y se corearon consignas en ese mismo sentido.

Al término de la protesta los convocantes leyeron un comunicado en el que explicaron que salieron a la calle para defender sus derechos y exigir un cambio de políticas que garanticen la prestación de servicios públicos de calidad, el acceso universal a las salud, la educación y la protección social.

Denunciaron que se están destruyendo servicios públicos, dejándolos reducidos a "su mínima expresión para que unos pocos hagan negocio" e incidieron en que se quieren privatizar la sanidad y los servicios sociales.

Los sindicatos subrayaron que "miles de personas han perdido o van a perder su empleo en la administración y en los servicios públicos", al tiempo que se empeoran las condiciones de trabajo de estos profesionales.

El objeto de la huelga de este jueves, según apuntaron, es exigir un cambio de las políticas públicas, que el Gobierno de Navarra respete la voluntad de los trabajadores y adopte las medidas para garantizar los servicios públicos y generar un reparto equitativo de la riqueza y que no aplique las medidas del Gobierno del PP.

En este sentido demandaron a todos los partidos políticos e instituciones que "tomen cuantas decisiones sean precisas para que, aquí y ahora, nosotros seamos quienes decidamos la política económica, laboral y social que más nos conviene. Y si no están dispuestos a hacerlo que se vayan", concluyeron.

En declaraciones a los periodistas al inicio de la manifestación, los representantes sindicales exigieron al Gobierno foral que no aplique las medidas aprobadas por el Ejecutivo central y aludieron para ello al informe elaborado por los servicios jurídicos del Parlamento que concluye que en el Real Decreto hay aspectos que son inconstitucionales e invaden las competencias de Navarra.

Además, una vez finalizado el calendario de huelgas previstas, todos ellos coincidieron en señalar que van a seguir movilizándose hasta que el Gobierno reconsidere su postura.
volver arriba

Activar Notificaciones