Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

JURADO POPULAR DEL CRIMEN DE LEKUNBERRI

"El acusado aumentó innecesariamente el dolor de la víctima"

  • El jurado, compuesto por cinco mujeres y cuatro hombres, considera al acusado autor de un delito de asesinato con ensañamiento

El acusado, escuchando el veredicto
El acusado, escuchando el veredicto
EFE/JESÚS DIGES
Imágenes del juicio por el crimen de Asier Lavandera en enero de 2010 en Lekunberri
Juicio por el crimen de Asier Lavandera en Lekunberri
AGENCIAS
  • EFE. PAMPLONA
Actualizada 27/05/2012 a las 12:14
El jurado compuesto por cinco mujeres y cuatro hombres encargado de enjuiciar el llamado crimen de Lekunberri, en el que murió apuñalado en enero de 2010 el joven donostiarra Asier Lavandera, ha considerado al acusado, Sergio Fernando R.S., autor de un delito de asesinato con ensañamiento.

Los miembros del jurado, reunidos desde las 14.30 horas de ayer, se decantaron de esta forma por el delito de mayor gravedad y han rechazado las otras dos opciones contempladas también en este caso: el homicidio y el asesinato sin agravantes.

Asier Lavandera murió la madrugada del 16 de enero de 2010 a la salida de la discoteca Mao Mao de la localidad navarra de Lekunberri, cuando el acusado, de 23 años, le asestó cinco puñaladas, dos de ellas en la espalda, en el transcurso de una discusión entre dos grupos de amigos.

En su veredicto, el jurado consideró que existió ensañamiento en la forma en que el acusado dio muerte a Lavandera, ya que "aumentó innecesariamente el sufrimiento de la víctima", al darle primero tres puñaladas y perseguirla cuando huía para darle otras dos.

Los miembros del jurado consideran en su veredicto que el acusado sufre un transtorno antisocial, pero rechazan que esta circunstancia fuera la causa del comportamiento del joven el día del asesinato.

También rechazan las atenuantes de embriaguez y de provocación -que el acusado hubiera recibido un puñetazo de la víctima antes de la agresión-, y estiman la de confesión, al haber reconocido los hechos el joven a un guardia civil cuando era trasladado a dependencias policiales.

Una vez leído el veredicto del jurado, recibido con aplausos por la familia de la víctima, las partes realizaron al juez sus propuestas de condena y, así, la fiscal, tras destacar la falta de arrepentimiento y actitud "de frialdad" del acusado,  solicitó 18 años de prisión y una indemnización de 200.000 euros.

La acusación particular elevó la petición a 25 años de prisión y una indemnización de 300.000 euros, mientras que la defensa, haciendo hincapié en la atenuante de confesión, solicitó la pena mínima para este delito: quince años y un día de cárcel.

Respecto a responsabilidad civil, tras señalar que el acusado es insolvente, anunció que acatarán la indemnización que se determine en la sentencia.

El caso queda visto para sentencia, que el juez ha anunciado que hará pública la próxima semana.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE