Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

NAVARRA

Aumentan los pacientes terminales que prefieren morir en casa

  • Ante esta situación, el papel del médico de familia es fundamental, según la presidenta del Comité Organizador de las II Jornadas de Atención Primaria

  • EFE.PAMPLONA
Actualizada 21/05/2012 a las 10:53
El número de pacientes terminales que prefiere fallecer en su casa a morir en el hospital va en aumento, por lo que el papel del médico de familia es fundamental en el abordaje de estos pacientes.

Así lo ha señalado la doctora Milagros Zardoya, presidenta del Comité Organizador de las II Jornadas de Atención Primaria de Navarra, organizadas por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), que se han celebrado en Tudela con los cuidados paliativos como tema central, según han informado esta organización en un comunicado.

En opinión de Zardoya, el rol del médico de Atención Primaria (AP) en los cuidados paliativos debe centrarse en "cuidar, informar y aplicar tratamientos si proceden. Es importante saber identificar los síntomas de una agonía, para lo cual existen una serie de criterios que los profesionales del primer nivel asistencial han de conocer para contribuir a una muerte digna sin sufrimientos añadidos".

Entre otros temas, las jornadas han abordado el uso de la sedación paliativa, que, según ha precisado Zardoya "nada tiene que ver con la eutanasia", la atención a las urgencias y la comunicación entre el médico, el paciente y la familia.

En ese sentido, Luis Mendo, presidente de SEMERGEN Navarra, ha explicado que "el médico de AP es el profesional más implicado en la fase final de la vida del paciente, al que acompaña, aconseja y alivia en los momentos más difíciles que afronta, como la fase final de su vida. La relación previa de años entre médico y paciente hace muy especial estos momentos para ambos".

En Navarra, tres de cada cuatro casos de cuidados paliativos son atendidos en primera instancia conjuntamente por un equipo de Atención Primaria y uno de Atención Domiciliaria con Equipo de Soporte (ESAD).

En 2011, 616 pacientes entraron en el programa del ESAD y estuvieron una media de 41 días en él. Este equipo de profesionales, compuesto por tres médicos y 3 enfermeros, recorrió para atender a estos pacientes más de 64.000 kilómetros.

Por su parte, la Unidad Hospitalaria de Cuidados Paliativos navarra registró el pasado año 420 ingresos -el 40 % derivados por ESAD-, los cuales tuvieron una estancia de 18 días de media y de los que obtuvo el alta domiciliaria un 20 %.

Los cuidados paliativos, según han apuntado, son situaciones especialmente complejas; el médico necesita formación y tiempo para poder atender las necesidades del paciente y su familia.

Por ello, según Mendo, las principales necesidades al respecto son "aumentar el personal de las unidades de cuidados paliativos, dar a la AP el tiempo y la capacidad resolutiva que necesita y convertirla en el eje que vertebra el Sistema Sanitario, para poder atender adecuadamente al paciente en cuidados paliativos. Es necesario aumentar el tiempo destinado a la formación del médico".

"Los equipos de AP deben coordinarse con los servicios de cuidados paliativos de la especializada para conseguir una atención continuada", según Zardoya, quien ha señalado que "con los recursos, los medios y los conocimientos suficientes como para abordar este problema en el domicilio del paciente".

La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, SEMERGEN es la sociedad científica pionera de la Atención Primaria en España, con 37 años de experiencia. Dispone de 17 delegaciones autonómicas.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE