Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

EN PREPARACIÓN

24 ayuntamientos quieren acceder al plan de pago a proveedores

  • EUROPA PRESS. PAMPLONA
Actualizada 16/05/2012 a las 18:12
Un total de 24 entidades locales de Navarra han manifestado por el momento su voluntad de adherirse al mecanismo extraordinario de liquidez que prepara el Gobierno foral para que los ayuntamientos puedan pagar a sus proveedores las facturas pendientes.  

Según los datos que ha ofrecido el vicepresidente primero del Gobierno de Navarra y consejero de Presidencia, Administraciones Públicas e Interior, Roberto Jiménez, estos 24 ayuntamientos suman una deuda de 9,9 millones de euros.  

Entre estas entidades locales que han expresado su voluntad de adherirse a este mecanismo de financiación se encuentran Abaurrea Alta, Añorbe, Arbizu, Olite, Ulzama, Villava, Berrioplano o Garisoain.  

El consejero ha detallado en una comisión parlamentaria, a petición de Nafarroa Bai, que debido al régimen específico de la Comunidad foral, los ayuntamientos de Navarra, al igual que los del País Vasco, quedaron excluidos del programa puesto en marcha por el Estado para que los ayuntamientos pudieran acceder a financiación para pagar sus deudas con los proveedores.

El Gobierno foral y el central han decidido que cerrarán un acuerdo en el marco del Consejo de Política Fiscal y Financiera para cerrar las líneas generales de ese mecanismo de financiación y que posteriormente deberían ser ratificadas por ambas administraciones.

Según ha explicado Jiménez, una de las diferencias entre el mecanismo de España y el de Navarra será que en la Comunidad foral se dará libertad a los ayuntamientos para que accedan a este instrumento o no, mientras que para las entidades locales del resto de España será obligatorio.  

El consejero ha indicado que 88 entidades locales le han informado de la deuda que tienen actualmente, que suma un total de 11,4 millones de euros. Por el momento, 24 ayuntamientos han expresado su voluntad de adherirse al nuevo mecanismo de acceso a liquidez.

Las entidades locales que finalmente se acojan a estas medidas deberán remitir, antes del 1 de julio, un plan de ajuste a la Dirección General de Administración Local del Gobierno de Navarra cuya duración ha de comprender el periodo de amortización previsto para la operación de endeudamiento derivada de este mecanismo.  

Sobre los ayuntamientos que no han comunicado al Gobierno de Navarra ni cual es su deuda ni si quieren entrar en el plan de pago a proveedores, Jiménez ha indicado que quiere "pensar que están bien, porque esta es una buena oportunidad para hacer cosas, y si alguien no quiere entrar en esto es un problema del propio ayuntamiento y de los propios regidores municipales". "Sería una irresponsabilidad por su parte", ha indicado.  

APOYO DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS

El portavoz de NaBai, Manu Ayerdi, se ha preguntado si para las empresas es "positivo o no que la inclusión de los ayuntamientos sea voluntaria, porque lo que quiere la empresa es cobrar", pero en cualquier caso ha hecho una "valoración en global positiva" de la información transmitida por el consejero y ha deseado que "sea una realidad cuanto antes".  

El parlamentario de UPN Javier Caballero ha reconocido que la situación de los ayuntamientos es "delicada", si bien ha dicho que las cifras de deuda facilitadas por los ayuntamientos "no son escandalosas, aunque para las empresas es un problema muy serio". Ha resaltado la importancia de que se defienda el autogobierno de Navarra.  

Por parte del PSN, Maite Esporrín ha valorado que "conseguimos ayudar a los ayuntamientos de Navarra para que no se vean perjudicados frente a los que dependen del régimen común" y ha felicitado al Gobierno de Navarra por su trabajo en esta materia.  

El portavoz de Bildu, Víctor Rubio, se ha mostrado de acuerdo con la actuación del Gobierno de Navarra y ha dicho que "se ha actuado en defensa de nuestro autogobierno".  

Por parte del PPN, Eloy Villanueva ha valorado positivamente la puesta en marcha de este mecanismo, porque "era un asunto que preocupaba a las entidades locales y los proveedores que tenían deudas pendientes". "El Gobierno de Navarra ha hecho un buen trabajo y el Gobierno de España ha sido sensible", ha indicado, por lo que ha destacado "la lealtad institucional entre ambas partes".

Finalmente, el portavoz de Izquierda-Ezkerra, Txema Mauleón, ha advertido de que las facturas pendientes pueden perjudicar gravemente a empresas que incluso son rentables.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE