Navarra
AUDIENCIA DE NAVARRA

El juicio por el crimen de Arróniz comienza con la elección del jurado

  • Los hechos se remontan a 2008 y el acusado que será enjuiciado por un jurado popular que se elegirá mañana

0
Actualizada 21/03/2011 a las 13:02
Etiquetas
  • EFE. Navarra
El Palacio de Justicia acoge esta semana la vista por el crimen de un vecino de Arróniz en 2008 presuntamente cometido por un cuñado de la víctima y que será enjuiciado por un jurado popular que se elegirá mañana.

En total son nueve los jurados a elegir más dos suplentes para dictar un veredicto en el que la defensa pide la absolución del procesado y el fiscal, 7 años y medio de cárcel y una indemnización de 17.231 euros para un hermano de la víctima.

Está previsto que el juicio se prolongue durante tres días, de lunes a miércoles, comenzando a mediodía de mañana, una vez elegido el jurado, con las exposiciones previas de las partes, a las que seguirá el interrogatorio del acusado.

Los hechos

Ocurrieron en marzo de 2008, según el escrito del fiscal, que señala que el acusado, Ricardo M.H., de 69 años en aquel momento, y su cuñado, el fallecido Felipe O.A., de 49 años, mantenían "una mala relación desde hacía varios años, motivada por problemas familiares relacionados con una herencia".

Indica así que a finales de febrero de 2008 hubo un incidente en el bar de jubilados de Arróniz, cuando Felipe O.A. insultó a Ricardo M.H y este denunció los hechos ante la Guardia Civil.

El 2 de marzo, Felipe O.A., que había tomado "una gran cantidad de alcohol", se dirigió con una piqueta de albañilería en la mano al domicilio de su cuñado para reprocharle la denuncia, y al encontrar la puerta cerrada rompió con la piqueta el cristal y entró.

El acusado le vio entonces subir las escaleras y cogió una silla de la cocina con la que empujó a la víctima, quien quedó tendido en el rellano y sin posibilidad de defenderse, dice la Fiscalía.

Una circunstancia que el procesado aprovechó para coger un hacha del sótano y, "con el ánimo de poner fin a la vida de su cuñado", asestarle sucesivos golpes en la cabeza y el cuello, que le causaron la muerte.

Tras el crimen salió a la calle para avisar a sus vecinos de lo ocurrido, un delito de homicidio con la atenuante muy cualificada de legítima defensa, a juicio del fiscal.

Por su parte, la defensa indica en sus conclusiones provisionales las "divergencias" que ambos mantenían desde hacía años, que habían provocado incluso la condena del ahora fallecido por una falta de amenazas e injurias contra el acusado.

Subraya además el "miedo" de Ricardo M.H. ante la irrupción de Felipe O.A. en su domicilio, que pasó a ser "pánico" cuando los dos forcejearon y cayeron rodando por la escalera, lo que hizo que el acusado fuera a por la azada "para defenderse" ya que su cuñado "se estaba incorporando y diciéndole que le iba a matar".

"Cuando Felipe ya estaba medio incorporado le golpeó con la azada en la cabeza en una situación de gran alteración psíquica que le impedía actuar con reflexión, causándole la muerte", dice la defensa, que añade sin embargo que al darse cuenta de lo acaecido trató de avisar a la Policía pero "la alteración psíquica no le permitía hacerlo correctamente" y por ello avisó a sus vecinos para que estos lo notificaran.

Por ello, tipifica los hechos como homicidio pero entiende la concurrencia de las eximentes de trastorno mental transitorio, legítima defensa y miedo insuperable.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra