Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Obituarios Navarra

José Antonio Doiz Gorri, organista de Olite

José Antonio Doiz Gorri.
José Antonio Doiz Gorri.
Cedida
  • Pedro María Eraso Doiz
Actualizada 27/02/2021 a las 13:06

QUÉ pena da dirigir unas palabras en circunstancias como las que estamos pasando, despedir cordialmente a José Antonio Doiz Gorri, que falleció a las doce de la noche del pasado día 1 de febrero.


Hace unos días comentábamos con él que se recuperaría, pero no podíamos imaginarnos que 2021 terminaba para él. Nos ha dejado a todos tristes.


Y bueno, dentro de esta situación, podemos estar contentos de que se haya marchado tranquilo, sin sufrir y además en casa, acompañado de su mujer Tere, de sus hijas María Asun y Belén, de Toño (hijo político) y sus nietos Antonio y Jesús, que hoy en día no es lo de menos.


Despedirle no ha sido fácil, nunca lo es decir adiós a quien tanto se quiere, pero también tenemos la satisfacción de saber que ha subido al cielo, Dios lo ha acogido y se ha reunido con sus padres Aurelio y Magdelena y todos los seres queridos que él tuvo durante su vida.


La tristeza de estos días y de los venideros dejará pronto paso a los innumerables recuerdos que, con él como protagonista, se nos quedan a quienes aquí le echamos y echaremos de menos. ¿Qué decir de él? Era un enamorado de su familia, amigos, del campo, de Olite, de las tradiciones, de la música, del canto y gozaba participando en las auroras, en el coro parroquial, con la subida a la Virgen de Ujué con los 12 Apóstoles, en la plaza de toros en las fiestas y ser miembro de la Fundación Cantantibus Organis, creada en 1992 para encargarse de la instalación, mantenimiento y seguimiento, con fondos aportados por la feligresía, del órgano de tubos de la iglesia de San Pedro. Describir en pocas palabras a José Antonio, organista de la parroquia, no es nada fácil.


Estamos tristes, sí, pero sabemos que ya está con quien más quería. Seguro que Dios le habrá puesto al día de todo y que incluso hayan compartido los dos alguna aurora, alguna obra musical y alguna donación a él de algún instrumento para tocar durante su estancia en el cielo.


Aquí ya le echamos de menos, también las torres de las dos iglesias parroquiales y las del castillo de Olite, que ya no tiene quien las observe a diario aunque seguro que, desde allí arriba, se ve desde una prespectiva más bonita.

Pedro María Eraso Doiz es miembro de la Fundación Cantantibus Organis


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE