Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Coronavirus Navarra

Una iniciativa navarra para fabricar respiradores artificiales en tiempo récord

Se dice que la necesidad agudiza el ingenio. Así lo ha demostrado un heterogéneo y desinteresado grupo de expertos para paliar en tiempo récord la falta de respiradores artificiales en los hospitales

Foto de Juan Cobo y Chema Ahechu, profesores de Salesianos, durante la mecanización de las piezas del RNC19 fabricadas el lunes.
Juan Cobo y Chema Ahechu, profesores de Salesianos, durante la mecanización de las piezas del RNC19 fabricadas el lunes.
DN
Actualizada 25/03/2020 a las 17:07

El tiempo es oro y más aún cuando la vida de muchas personas está en juego debido a la escasez de respiradores artificiales en los hospitales. Un grupo de empresarios, profesionales y docentes en Navarra se ha puesto manos a la obra en los últimos días para diseñar en un plazo récord un aparato fácilmente industrializable que, al mismo tiempo, ofrezca las prestaciones médicas necesarias para proporcionar oxígeno a quienes padecen de insuficiencia respiratoria aguda causada por el coronavirus.

La iniciativa, bautizada con el nombre Respiradores Navarra COVID-19 (RNC19), es totalmente desinteresada y altruista, tal como explicaba este martes uno de sus principales impulsores, Pablo Goñi Aguinaga. Este joven de 33 años, propietario de la empresa emergente Noxon del vivero de CEIN, destacaba que, frente a proyectos similares desarrollados en otros lugares de España, el RNC19 pretende suministrar a los hospitales una solución más rápida y, sobre todo, en cantidad suficiente para atender la acuciante necesidad de estos pulmones artificiales.

La máquina utiliza una bolsa autoinflable denominada Airway Mask Bag Unit (AMBU), que los servicios médicos emplean manualmente para atender emergencias, que es presionada por una cinta accionada por un motor “paso a paso”. “La parte más complicada es la electrónica de control y el firmware que gobierna el funcionamiento de todo el sistema”, comentaba este martes Goñi tras completar el ensamblaje de dos prototipos. Los plazos de desarrollo del RNC19 han sido meteóricos. El diseño original de las piezas fue completado por Goñi entre el viernes y el domingo de la semana pasada, cuyos planos fueron remitidos a un grupo de profesores de Salesianos formado por Alfonso Gordillo Gutiérrez, Chema Aechu Zunzarren, Juan Egozcue Urrutia, Juan Cobo Ogaya y Aitor Etaniz Urtiaga.

Con el visto bueno de la dirección del centro de Formación Profesional, desarrollaron en las instalaciones de Sarriguren la treintena de piezas de aluminio, acero inoxidable y plásticos técnicos necesarias para los dos primeros prototipos, lo que les llevó todo el pasado lunes. “Empleamos una fresadora de cuatro ejes, corte por plasma con control numérico, un torno con control numérico y otros convencionales”, relataba Gordillo, que reconocía que se involucraron tanto con el proyecto que se les olvidó parar a comer.

Una vez montados los dos prototipos, Goñi y Xabier Aláez Sarasibar, que comanda la empresa emergente inBiot también ubicada en el vivero de CEIN, están desarrollando a contrarreloj la electrónica y el firmware. Y si todo sale bien tras unas primeras pruebas preliminares, el próximo viernes estos dos pulmones artificiales se someterán a ensayo médico en un centro hospitalario.

RESPALDO MÉDICO

“Todavía está por determinar dónde haremos estas verificaciones y estamos en contacto con varios centros”, confesaba Goñi como prueba de la celeridad de todo el proceso. Conscientes de que un respirador artificial requiere de un largo proceso de homologación y certificación, los impulsores del RNC19 pretenden que la máquina puede utilizarse inmediatamente si consiguen que un centro hospitalario asuma el proyecto como propio y decida su utilización como solución de emergencia para salvar vidas.

El pulmón artificial RNC19 no es fruto de la improvisación, sino que ha sido diseñado y desarrollado a partir de los requerimientos técnicos planteados por dos doctores de la Clínica Universidad de Navarra: Alfredo Panadero Sánchez, especialista en Anestesiología y Reanimación, y Manuel Landecho Acha, especialista en Medicina Interna. La parte mecánica, así como el desarrollo de la electrónica y del firmware, cuenta con la solvencia de Goñi y Aláez, que acumulan años de experiencia profesional en diseño industrial y control de mecanismos programables para sectores como el audiovisual o el control de la calidad del aire, a la que se suma la colaboración altruista de otros profesionales como Víctor Troyas Bermejo, que se ha centrado en lograr un diseño fácilmente industrializable. “Lo que necesitamos ahora es apoyo institucional para lograr la financiación que permita la fabricación en serie”, explicaba Goñi.

LOS PROMOTORES

Noxon. Empresa especializada en el desarrollo de automatismos para el sector audiovisual (http://noxon.tech/).

inBiot. Empresa especializada en monitorización y mejora de la calidad del aire en ambientes interiores. (https://inbiot.es/).

Quipplan. Empresa especializada en moldeo y utillaje rápidos y fabricación de series cortas (http://quipplan.com/).

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE