Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
    Navarra
Sentencia de 'La Manada'

Cinco mujeres expertas dan las claves del juicio de 'La Manada'

Asistimos hoy a una reacción social desconocida y que merece la pena ser observada por el alcance de sus consecuencias. Cinco mujeres expertas en distintas disciplinas sociales facilitan algunas claves para entender mejor el fenómeno de La Manada

Cinco mujeres expertas dan las claves del juicio de 'La Manada'

Sociedad ante el espejo

Iñigo Salvoch
13/05/2018 a las 06:00
  • Iñigo Salvoch

En la sala de vistas 102, en la primera planta del Palacio de Justicia, se agolpaban periodistas de hasta 60 medios de comunicación cuando el presidente de la sección Segunda de la Audiencia Provincial se sentó para dar cuenta del fallo del caso de La Manada. Quizás ni él mismo era consciente del terremoto social que se iba a desencadenar tras la lectura de la condena por abuso sexual que penó con nueve años de cárcel a los cinco acusados. La explosión de indignación se desató entre las decenas de personas concentradas ante las puertas de Palacio y en cuestión de horas se extendió por ciudades de toda España y las principales capitales europeas.


Las redes sociales crepitaron en las horas siguientes y cientos de miles de personas las inundaron con sus mensajes de apoyo, uniendo a personas de lo más dispares, desde Amaia Romero a María Dolores de Cospedal. Los mensajes se internacionalizaron también de la mano de mujeres como la actriz estadounidense Jessica Chastain, imbricando la protesta española con el movimiento del #MeToo. Desde la ONU a las carmelitas descalzas de Hondarribia, el caso no ha dejado indiferente a casi nadie.


Pero el fenómeno deja abiertas más incógnitas, como el cuestionamiento de todo un sistema judicial por una sentencia para la que la calle ya tenía el veredicto desde que trascendieron en Sanfermines los primeros datos de la repugnante acción de 'La Manada'.


Nahikari Sánchez “No todo tiene solución con penas más largas y más duras”

Cinco mujeres expertas dan las claves del juicio de La Manada
Sobre el debate penal y judicial han hablado estos días en clase los alumnos del Grado de Criminología de la UNED con su profesora Nahikari Sánchez. ¿Debe preocupar el cuestionamiento de todo un sistema judicial por una sentencia? ¿A qué se debe que un millón de personas puedan pedir la inhabilitación de tres magistrados cuando la inmensa mayoría ni siquiera ha leído el fallo?


“Hemos hablado mucho sobre esto en clase, no solamente por el caso concreto de La Manada -relata Nahikari Sánchez-, sino en casos anteriores en los que parece obviarse la valoración, formación y experiencia de los expertos en la materia”.


La conclusión a la que ha llegado con sus alumnos es que el hecho de que haya que hacer modificaciones y mejoras en el sistema judicial “no significa que todo el sistema funcione mal, o que la opinión de la calle sea la que deba prevalecer a la hora de legislar o juzgar, más todavía sin haber leído la sentencia ni tener una formación mínima de la temática a discutir”.


Sin embargo, sí tiene indicaciones a cómo funciona el sistema social. “Se observa, desde la Criminología, que lo que realmente debería pedirse desde la opinión pública es una mejora en los planes de detección, prevención e intervención de este y otros delitos y no tanto un mayor punitivismo. No todo se arregla desde el Derecho Penal. No todo tiene solución con penas más largas y más duras. Pensemos en cómo hacer para que estos delitos no lleguen a producirse nunca, pidamos más partidas presupuestarias para prevención e intervención criminológica de calidad. Tenemos muy buenos profesionales que pueden llevar a cabo estas tareas de manera eficiente. La pregunta -formula Sánchez- es ¿por qué interesa tantísimo que se pida mayores penas?”


Otras de las preguntas que están surgiendo en sus clases estos días son las referentes a la política criminológica: ¿habrá modificación de la sentencia en el recurso?, ¿se producirán cambios en el Código Penal?, ¿y en el ámbito jurídico?, ¿hasta qué punto tiene influencia la presión social en un cambio legislativo?, ¿debería tenerla?


“La clave -apunta respecto a la sentencia- está en diferenciar cuándo un contexto intimidatorio difuso debe interpretarse objetivamente como la amenaza implícita de un mal grave (en caso de no someterse). La mayor parte de la población está realizando una crítica a la sentencia cuando el problema de base es la ley, que no es correcta, que tendría que haberse adaptado a lo que dice el Convenio de Estambul sobre la violencia contra la mujer y no se ha hecho”, concluye.


Patricia Amigot “Está cambiando el marco de comprensión de la violencia”

Cinco mujeres expertas dan las claves del juicio de La Manada
Desde que las mujeres tomaron las calles el pasado 8 de marzo en la primera huelga feminista global de la historia se ha visibilizado un nuevo salto en la lucha por la igualdad y en contra de la violencia de género. ¿Cómo ha influido este escenario en la reacción social masiva a la sentencia? Patricia Amigot, doctora en psicología social y profesora de Estudios de Género de la UPNA, analiza el fenómeno.


Asegura que tras el 8 de marzo se ha desvelado una desigualdad estructural que, en gran parte, “era invisible o estaba normalizada”. “Es una desigualdad -explica- que forma parte de la vida de las mujeres, en una medida u otra, y esa experiencia está encontrando formas de expresarse y de denunciarse”. “Está cambiando el marco de comprensión de la violencia: de considerarla un problema individual o vinculado a la patología, se está pasando a verla como un problema social inscrito en las relaciones de poder de género”.


Opina también que en toda sociedad se dan momentos de influencia minoritaria “en los que los discursos hegemónicos, que en general legitiman o naturalizan diversas desigualdades, se tambalean. Aun con muchísimas resistencias, esto está sucediendo con la violencia contra las mujeres”. Así, cree que el movimiento del #MeToo y el reciente #Cuéntalo’ “muestran la magnitud y transversalidad de la violencia sexual, el hartazgo frente a ella y favorecen una elaboración colectiva que sitúa la culpa y la vergüenza no en las víctimas sino en los agresores”.


En España se registran oficialmente cuatro violaciones diarias, una a la semana en Navarra. La mayoría de los casos pasan desapercibidas. ¿Qué elementos han hecho del caso de La Manada tan relevante? Patricia Amigot alude a que hay hechos que son especialmente traumáticos. “El asesinato de Nagore Laffage, por ejemplo, también lo fue y socialmente hubo rechazo a los sesgos sexistas en la interpretación de su asesinato. A partir de entonces, el movimiento feminista y las instituciones han intensificado la toma de conciencia y el cuestionamiento de la ideología patriarcal: la culpabilización de la víctima, la sustracción de credibilidad, la trivialización del daño...”


Añade que pese a que el tratamiento mediático del caso de La Manada fue “muy inadecuado” y “morboso” por parte de algunos medios, “mostró detalles que caracterizaban esta agresión múltiple como algo normalizado, planificado, con antecedentes similares en este grupo de hombres. Una agresión brutal y banalizada”. Por ello, concluye que “considerar, después de establecer probado el relato de la víctima, que en su desarrollo no hubo violencia es muy incongruente”.


Pilar Mayo “Una indignación alimentada durante muchos años”

Cinco mujeres expertas dan las claves del juicio de La Manada
Para Pilar Mayo, Jefa de la Sección de Igualdad y Convivencia del Gobierno de Navarra, no hay que ver este 2018 como un nuevo ‘despertar’ de las reivindicaciones feministas. “Las mujeres llevamos muchos ochos de marzo denunciando, reivindicando y exigiendo igualdad, el movimiento feminista no se ha ‘despertado’ este 8 de marzo. Sí creo -argumenta- que este año los grupos feministas han compartido un trabajo de organización y de convocatoria común que ha encontrado una respuesta excepcional. Y lo ha sido en un momento social en el que las reivindicaciones de denuncia de la violencia y por la igualdad habían tomado las calles de forma masiva. Y lo habían empezado a hacer antes del 8-M”.


Sobre la movilización en las calles, asegura que esta viene alimentada desde hace ya muchos años “por la indignación de las mujeres ante las agresiones sexistas, en fiestas y fuera de ellas. No queremos aceptar una ciudadanía de segunda categoría y las generaciones jóvenes se unen a esta reivindicación de transitar por los espacios de nuestras ciudades con seguridad y con libertad, sea la hora que sea”.


No obstante, reconoce haberse sentido “impactada profundamente” por la denuncia compartida en la calle, “una expresión pública, desde el feminismo, de la rabia de la gente ante la injusticia de esta sentencia y de otras muchas desigualdades que la acompañan, la sustentan y la explican”.


Pero hay un asunto que también se debate estos días y es cómo puede afectar a posibles víctimas de violencia sexual la sobre-exposición mediática y social del caso y si no es capaz de retraer a otras víctimas a la hora de denunciar una violación.


“Delicada la pregunta -afirma Mayo- si ponemos el acento en la valentía de las mujeres agredidas. Creo que el acento debe ponerse siempre en la capacidad, en este caso incapacidad, de nuestro sistema judicial, policial o sociosanitario para garantizar la seguridad de las víctimas y sus datos, impidiendo, censurando y en su caso castigando cualquier filtración que les ponga en riesgo. Filtraciones, por otra parte, que tanto alimentan medios de comunicación en aras al mal llamado derecho a la información”.


Insiste en que la denuncia de las agresiones, sean del tipo que sean, es una de las claves para erradicar la violencia machista del sistema. “Nada debe detener a las víctimas, más allá de sus decisiones personales. Es responsabilidad del sistema garantizar su seguridad si deciden hacerlo, garantizando además la eliminación de los sesgos sexistas y patriarcales en la aplicación de las leyes” concluye.


Ana Azurmendi “El caso se internacionalizó tras la sentencia”

Cinco mujeres expertas dan las claves del juicio de La Manada
Profesora de Derecho de la Comunicación en la Universidad de Navarra, Ana Azurmendi analiza las razones por las que cree que se ha desatado con La Manada un interés tan amplio de los medios de comunicación, incluidos los principales periódicos y televisiones internacionales y que no se ha dado en otros casos.


“Hay varias las circunstancias que lo han convertido en mediático desde el primer momento. En primer lugar -subraya- que sucediera en Sanfermines. Esa semana, Pamplona está en todos los informativos de todas las cadenas de televisión todos los días. La atención de millones de personas está puesta aquí y, con ellas, las de los medios de comunicación”.


“También influyó -añade-, la inmediatez con que se conocieron los hechos, gracias a los primeras personas que auxiliaron a la joven, la rapidez con se hizo la denuncia, la detención de los agresores, todo fue en cuestión de 24 horas. Y por supuesto -asevera- está la brutalidad misma de la agresión sexual y que hubiera constancia de que se había grabado y anunciado a los amigos por WhatsApp”.


¿En qué momento y por qué se internacionaliza el caso? Al respecto, Azurmendi asegura que se ha hecho internacional sobre todo a raíz de la sentencia. “Los medios británicos BBC y The Guardian ya en noviembre, alrededor del juicio, empezaron a prestar atención al caso. Pero ahora, con la indignación de la calle se han sumado también Le Monde, New York Times y muchos más”.


¿Alguna crítica a como la prensa internacional ha tratado el tema? “Lo que he podido ver es que no entran a valorar la sentencia en la información. Señalan: así sucedió, la legislación española dice esto y esto, está claro que la ley y su interpretación están en un planeta distinto al de la sensibilidad social. Y creo que ésta sería su mayor crítica”, concluye.


Diana González “Las mujeres hemos ocupado gran parte del espacio digital”

Cinco mujeres expertas dan las claves del juicio de La Manada
 Las redes sociales han jugado un papel protagonista en la reacción social frente a la sentencia. Un total de 1.152.898 ‘tuits’ o mensajes se escribieron el día 26 de abril con el asunto La Manada. En el último mes han superado los tres millones. Así lo cuenta Javier Ábrego, que desde la empresa TweetBinder Pamplona ha monitorizado y ordenado la información publicada sobre este caso en Twitter. “La inmensa mayoría de los ‘tuits’ mostraban su disconformidad con la sentencia”, explica.


Sobre este tema abunda también Diana González, experta en educación y tecnología, quien destaca cómo las redes han servido para la difusión de relatos nunca escuchados a través de hashtags paralelos como #Cuéntalo. “Hemos podido ver el dolor que muchas mujeres hemos sentido desde casi el momento en el que nos dimos cuenta de que éramos mujeres”, asegura.


No es la primera vez que las redes sociales dan mayor protagonismo a un acontecimiento. “Pudimos ver su influencia en la Primavera Árabe o, en nuestro país, en el 11M, si bien es cierto que creo que una de las novedades con La Manada ha sido la celeridad. La respuesta social en la calle se ha organizado en muy poquitas horas por la ciudadanía, incluso en algunos lugares antes de que llegara el llamamiento de asociaciones feministas. Y, ante la duda, salimos a las calles en Pamplona, España y el mundo”, relata González.


En concreto destaca el papel ejercido por Twitter y WhatsApp. “Han sido fundamentales y, si concretamos, creo que los grupos de WhatsApp han permitido diseminar el mensaje muy rápido y entre todo tipo de personas sin importar géneros, edades, ideologías... Casi todas las personas usamos WhatsApp y estamos en un gran número de grupos. Este caso ha unido a personas en un boca a boca continuo de smartphones al vecindario para ocupar los espacios públicos físicos y digitales”, dice.


“La Manada -concluye- ha roto todavía más el silencio femenino y las mujeres hemos ocupado gran parte del espacio digital que ha contagiado a los medios de comunicación tradicionales, a los debates entre amistades, a las tertulias de café o a los encuentros universitarios”.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra