La Hemeroteca
NAVARRA
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
    Navarra
VALORES QUE COHESIONAN NAVARRA

La Navarra responsable: Personas responsables para una sociedad más libre

María Jesús Valdemoros.

María Jesús Valdemoros.

06/12/2017 a las 14:00
  • María Jesús Valdemoros

Toda crisis, y las económicas no son una excepción, dejan cicatrices cuando no heridas abiertas. Hemos vivido una de las recesiones más graves, profundas y duraderas de la historia reciente. Su duro impacto social, en forma de más paro, mayor desigualdad e incertidumbre creciente acerca del futuro ha llevado, de forma comprensible, a cierta división. Y, lo que es peor, sin apartarse mucho de otros antecedentes históricos similares, ha devenido en una crispación nada productiva en la que el enfrentamiento parece un valor en sí mismo. En momentos tan problemáticos, diferentes y legítimas posiciones acerca del modelo político y social deseado parecen haber buscado su razón de ser en el distanciamiento o, directamente, en el conflicto frente a las de quienes piensan distinto.


Es cierto que las crisis abren la puerta al descontento y a una toma de conciencia más profunda acerca de nuestra realidad. Una realidad de la que a veces nos abstraemos en épocas de prosperidad, dando erróneamente por sentado que esa es la naturaleza de las cosas. Es una toma de conciencia absolutamente necesaria, que nos obligue a entender qué ha pasado, por qué ha sucedido y cómo enfrentarnos a sus consecuencias para evitar que algo así se repita. Ahora bien, corremos el peligro de que descontento y concienciación se sustituyan por agendas que, bajo la apariencia de la búsqueda del bien común, antepongan intereses particulares o enfrentamientos con otras partes de nuestra sociedad.


Es ante las grandes dificultades cuando más necesaria resulta la unidad de una sociedad. Sin renunciar a una sana pluralidad, abrazando la tolerancia, hemos de buscar aquello que nos une, aquello que nos define en lo más profundo y desde lo que podemos acoger cualesquiera diferencias como oportunidades de entendimiento y mejora. Estaríamos hablando de aquellos valores positivos que, con el paso del tiempo, han dado forma a nuestra cultura, a nuestro modo de vida. En definitiva, hemos de buscar cimientos sólidos en los que edificar nuestro futuro como sociedad.


Tal vez sea caer en el tópico, aunque los lugares comunes algo de verdad suelen esconder; no lo sé con certeza. Pero la imagen de la gente navarra siempre ha sido la de personas responsables, trabajadoras, cumplidoras y dignas de confianza. No me parece un mal punto de partida. Responsabilidad, profesionalidad o credibilidad constituyen excelentes piedras angulares para levantar una sociedad mejor.


Como sociedad, ya estamos exigiendo a nuestra clase política que encarne estos valores y vele por el bien común. Parece, sin duda, una reclamación necesaria y conveniente. Como representantes públicos, son la imagen, el espejo en el que la sociedad se mira. Pero no podemos quedarnos ahí, hemos de ir más lejos (o más cerca, según se mire) para exigirnos esos valores a nosotros mismos. Si afrontamos nuestros quehaceres diarios con responsabilidad, asumiendo nuestros compromisos desde la plena conciencia de lo que suponen, no sólo seremos capaces de apreciar mejor el valor del esfuerzo y el trabajo. También estaremos en mejor disposición para contribuir al bienestar de los demás desde la libertad que otorgan la coherencia y el cumplimiento de los compromisos. Cada quien desde sus convicciones, desde el lugar que ocupe, con humildad, con modestia y con honestidad.


A las organizaciones, sean empresas, asociaciones, administraciones, entidades sin ánimo de lucro, etc., hemos de pedirles que creen marcos favorables para que las personas que las forman puedan desarrollar esa responsabilidad a través de un trabajo bien hecho. Que sean estructuras que promuevan los valores de los que estamos hablando, que los favorezcan mediante el reconocimiento explícito de los mismos. Y que impulsen también una cultura de cooperación, en la que el trabajo y los esfuerzos de toda persona contribuyan al éxito de las demás y, por consiguiente, al de la propia organización, tal y como señala Adam Grant, uno de los mayores expertos mundiales en comportamiento organizacional.


A los medios de comunicación también les corresponde una tarea fundamental. Más incluso en una época como la actual, en la que la postverdad construye sus argumentos desde la mera emotividad, arrinconando los hechos a un lugar secundario y supeditado a los intereses de quien elabora el mensaje. Los medios de comunicación tienen un gran poder al que acompaña una enorme responsabilidad. Influyen de forma decisiva en la construcción de creencias y en la aceptación de normas sociales. Desde el respeto a la pluralidad y sin rehuir del debate constructivo, pueden contribuir a forjar una sociedad más cohesionada dando mayor visibilidad a lo que nos une.


No tengo la receta mágica para lograr lo que he tratado de transmitir en estas líneas. No obstante, creo que si somos capaces de aplicarnos un poco en la tarea de afrontar los retos diarios con responsabilidad, trabajo y compromiso, iremos dando pasos en la dirección adecuada. Con el esfuerzo y la responsabilidad personal es como podemos conseguir una sociedad más responsable y, por ende, una sociedad más abierta en la que vivir en libertad.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra