Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Tribunales

El detenido en Marcilla por amenazas con un cuchillo será expulsado del país durante 6 años

Cumplirá una pena de prisión de año y medio por un delito de amenazas no condicionales

El Castillo de Marcilla
El Castillo de Marcilla
GM
  • EFE. Pamplona
Actualizada 19/10/2017 a las 08:51

La titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Pamplona ha condenado a un año y medio de prisión a un hombre por amenazar a otro con un cuchillo de grandes dimensiones en Marcilla, aunque se suspende la pena por la expulsión de España por un plazo de seis años.

En la sentencia, contra la que cabe interponer recurso de apelación, se relata cómo, el 29 de agosto de 2017, el acusado se encontraba en el interior de un bar de Marcilla, en el que tuvo un encontronazo con otro hombre por la conducta que el primero estaba teniendo con unas chicas que estaban en el local.

Cuando las mujeres se fueron, el acusado salió también del bar, seguido por el otro hombre, que le dijo que las dejara tranquilas, iniciándose un enfrentamiento verbal entre ambos.

El acusado se marchó, seguido por el otro hombre, que estaba alterado, y por otra u otras personas no identificadas, sin que conste que se hubieran puesto de acuerdo para ello.

A continuación, el acusado entró en el portal de su vivienda, mientras el otro hombre permanecía en la calle, donde otras personas intentaban calmarle.

Instantes después el acusado salió de su casa, portando un cuchillo de carnicero de unos 20,5 centímetros de hoja y, para atemorizar al hombre, comenzó a perseguirle empuñando el arma, lo que hizo que la víctima se diera a la fuga.

Cuando el acusado regresó a su casa, acudieron al lugar dos agentes de la Policía Foral y uno de la Guardia Civil, a quienes permitió acceder a la vivienda, donde encontraron el cuchillo encima de la nevera.

En la sentencia se condena al acusado a un año y seis meses de prisión como autor de un delito de amenazas no condicionales, una pena que se sustituye por la expulsión del territorio nacional durante seis años.

Se impone igualmente al acusado la prohibición de aproximarse a menos de 100 metros de distancia de la víctima, su domicilio, trabajo u otros lugares frecuentados por la misma, así como la prohibición de comunicarse con él durante dos años y seis meses. 

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE