Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

RIQUEZA POR MUNICIPIOS

Urdax es el pueblo más rico de Navarra, con una renta media de 45.123 euros por vecino

Los vecinos de Güesa, valle de Salazar, apenas disponen de 9.200 euros

Los datos de Hacienda dicen que la brecha entre el pueblo más rico y el más pobre se ha recortad un 8% durante la crisis

La renta media en Pamplona en 2008 era de 25.875 euros, y en 2014 había descendido hasta los 20.450 euros

Urdax es el pueblo más rico de Navarra, con una renta media de 45.123 euros por vecino
Imagen de Urdax, el municipio con mayor renta media por habitante de Navarra.
DN
Actualizada 11/11/2016 a las 11:43

La localidad pirenaica de Urdax, situada a pocos kilómetros de la costa y de la frontera con Francia, no solo alberga bajo sus prados las famosas cuevas, conocidas como Cuevas de Ikaburu. También, a las familias más adineradas de la Comunidad foral. La renta media del municipio se sitúa en 45.123,45 euros. Muy lejos de la de los vecinos de Güesa, en el Valle de Salazar, que apenas disponen de una quinta parte. Con 9.200,82 euros de renta media sus habitantes son los menos pudientes. Son las dos caras de una misma moneda. La Navarra más rica, de un lado. Y la más pobre, del otro.

Los datos figuran en la estadística del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas por municipios correspondiente al ejercicio 2014 que, por vez primera, acaba de publicar en su web la Hacienda Foral. Un texto en el que, según precisa el departamento que dirige Mikel Aranburu, no se incluye la información referente a las declaraciones presentadas ante Hacienda Tributaria de Navarra en las que el domicilio consignado no corresponde a un municipio de la Comunidad foral.

 

 

 

El ranking de los diez municipios con más renta media de la Comunidad foral lo completan, por este orden, Iza, con 29.555,99 euros; Cizur, con 28.801,98 euros; Aranguren, con 25.398,79 euros; Egüés, con 24.760 euros; Sada, con 24.164,65 euros; Vidaurreta, con 23.272,99 euros; Zizur Mayor, con 23.172, 36 euros; Berrioplano, con 22.421,77 euros; y Galar, con 22.649,51 euros. En conjunto, estos municipios suman una población de 57.742 habitantes, apenas un 30% de la que concentra Pamplona. A excepción de Urdax, Sada y Vidaurreta, el resto de los municipios se sitúan en el extrarradio de la capital navarra -a entre 3 y 13 kilómetros- donde han fijado su lugar de residencia algunos de los empresarios y profesionales mejor pagados de la región. La renta media de estos diez municipios se situó en 2014 muy cerca de los 27.000 euros, lejos de los 16.608 euros que arroja el promedio de las 271 localidades navarras.

El grupo de las más pobres que lidera Güesa lo completan Urraúl Alto, con 10.575,89 euros de renta media; Genevilla, 10.601,36 euros; Villanueva de Aezkoa, 10.630,26 euros; Aranarache, 10.249 euros; Azuelo, 10.799,82 euros, Eslava, 11.025,20 euros; Marañón, 11.187,87 euros; Petilla de Aragón, 11.386,90 euros; y Aria, con 11.490,54 euros. Su renta media se sitúa en 10.764 euros. La mayoría están encuadrados entre las merindades de Estella y Sangüesa y, entre los diez, suman poco más de 760 habitantes.

La información de la Hacienda Foral también detalla las rentas de los municipios navarros durante la crisis (en concreto, entre los años 2008 y 2014), lo que permite conocer qué impacto ha tenido en los diferentes territorios la coyuntura económica más adversa del último siglo.

En la imagen de trazada gruesa que dibujan las grandes cifras, se evidencia que la crisis ha dejado más pobre a toda Navarra. A la más pudiente, sobre todo, pero también a la menos. Los 16.937 euros de renta media del 2008 se han convertido en 2014 en 16.608 euros tras haber caído durante la crisis, en concreto en el año 2010, hasta los 15.760 euros. Y es que aunque en 2014 hubo más declarantes de IRPF por municipios que en 2008 (472.444 frente a los 469.444), el importe de la base imponible declarada (la suma agregada para cada municipio del importe consignado en las casillas de la base imponible por los declarantes) se ha reducido de forma notable en ese periodo pasando de los 9.740.922.310 euros del primer año de la crisis a los 8.470.045.946 euros de 2014.

 

 

Pérdida de renta durante la crisis

 

 

En los diez municipios más ricos, la renta media se redujo en ese periodo en 3.853,35 euros. En los más pobres, la variación fue menos notable. Pasó de los 10.097,529 euros de 2008 a los 10.764,12 de 2014. Uno de los efectos que ha provocado la crisis es que Pamplona, que en 2008 ocupaba el puesto número ocho en el ranking de los diez más adinerados, con 25.875,06 euros de renta media, ha abandonado los primeros puestos de la clasificación. En 2014, la renta media de sus habitantes, 20.450,42 euros, fue similar a la que registraron municipios como Enériz, en la comarca de Puente la Reina. Una población que desde 2001 ha ganado más de 100 habitantes hasta alcanzar los algo más de 330 vecinos que la conforman en la actualidad, en línea con la población que tenía en los años 50.

El análisis por municipios evidencia que los habitantes del grueso de las localidades navarras (168 de los 271 municipios) han perdido nivel de renta durante la crisis. La que más, Unciti, en la merindad de Sangüesa y de apenas 230 habitantes. En 2008 había sido la localidad navarra más pudiente, con una renta media por habitante de 48.381,13 euros. Pero tras siete años de crisis, la cifra cayó en 2014 hasta los 20.690,73. Es decir, que sus habitantes han perdido de media en ese periodo 27.690,40 euros. La pérdida de renta del resto de los municipios fue mucho menos notable: se situó entre los 6.274,07 euros de Genevilla y los 8,98 de Castejón. Por el contrario, los habitantes de 103 municipios han ganado renta media durante la crisis. Ocho de ellos, Lumbier, Valtierra, Sangüesa, Cadreita, Falces, Caparroso, Funes y Fustiñana, con más de 1.000 declarantes de IRPF.

El pueblo que más incrementó su renta media fue Urdax, el más rico con los datos de 2014. En total, la renta media de sus vecinos aumentó en 15.849,27 euros. El segundo lugar lo ocupó Sada, en la merindad de Sangüesa. Sus 136 declarantes de IRPF declararon en 2014 una renta total de 3.286.392,61 euros que arroja una renta media per cápita de 24.164,65 euros. En la comparativa con el año 2008, son 12.175,95 euros más de media por vecino. En el resto de municipios se registraron subidas mucho más moderadas: entre los 6.182,97 euros de Leache y los 7,87 euros de Burgui.

Los datos de la Hacienda Foral, extraídos de las declaraciones de IRPF, revelan que la brecha entre el pueblo navarro con más renta y el más pobre se ha recortado un 8% durante la crisis (entre 2008 y 2014). Así, la diferencia entre el pueblo más rico y el más pobre, que en 2008 fue de 39.295,98 euros se redujo en 2014 hasta los 35.922,6 euros.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE