Navarra
Parlamento de Navarra

Padres piden un protocolo de actuación ante abusos a alumnos con discapacidad intelectual

Así lo han manifestado este viernes en el Parlamento, donde han explicado la situación de las familias afectadas por los posibles malos tratos a usuarios del Centro Ocupacional El Molino.

Centro Ocupacional del colegio El Molino.

Centro Ocupacional del colegio El Molino.

CALLEJA
Actualizada 10/06/2016 a las 17:52
  • EFE. PAMPLONA
Un grupo de padres del Centro Ocupacional El Molino de Pamplona ha solicitado al Gobierno de Navarra la realización de un protocolo para abusos a personas con discapacidad intelectual y que los delitos que afecten a estas personas "no prescriban".

Así lo han manifestado este viernes durante su comparecencia en el Parlamento foral, en la que han explicado la situación de las familias afectadas por los posibles malos tratos a usuarios del Centro detectados en el informe de inspección de Derechos Sociales.

"Estamos esperando un protocolo de actuación ante esta situación", ha lamentado Estíbaliz García, que ha asegurado que el informe, que "tiene presunción de veracidad a nivel legal", narra unos "hechos muy graves". "No estamos en contra de El Molino", ha aclarado García en respuesta a la acusación vertida por parte de la gerencia de intentar "desprestigiar" las funciones del centro.

De esta forma, ha lamentado que "la dirección ha buscado crear un mal clima, incluso entre los padres, diciendo que queremos cerrar el centro". "Si quisiéramos cerrarlo, hubiéramos ido directamente atacar", ha destacado esta familiar de afectado, quien ha recordado que, desde el primer trimestre de 2015 llevaban pidiendo "una serie de mejoras" para el centro ocupacional.

Como resumen del informe, ha destacado como especialmente graves la práctica de "encerrar a personas usuarias en estancias separadas", las "amenazas" para que "no cuenten en casa lo que pasa en el centro", y la recurrencia a la "violencia física y verbal", así como el empleo de "lenguaje inadecuado, incluso obsceno, para trabajar aspectos de índole sexual".

También ha remarcado actuaciones de "contenido de alcance sexual", especialmente con usuarias, como "besos, masajes, cosquillas o tocamientos", así como una "omisión de acciones para potenciar sus capacidades" y la "permisividad por omisión de estas malas prácticas" por parte de la gerencia, incluso "consintiéndolas".

García ha subrayado que hay usuarios que, tras haber sufrido estos hechos, "tienen secuelas que se están tratando fuera del centro", tanto a nivel terapéutico como psicológico, y ha lamentado que desde el centro no se han puesto en contacto con las familias afectadas "para solucionar el mal hecho".

Por su parte, el familiar Ángel Yárnoz, ha aclarado que "no se puede generalizar", ya que en el centro educativo Molino también "hay excelentes profesionales".

Sin embargo, ha denunciado que "hay un vacío en la ley y no se exige una formación específica" para trabajar en este ámbito, por lo que ha reivindicado "una mínima formación". Además, ha negado que se busque el cierre del centro y ha dicho "sí" a su mantenimiento.

Por estos motivos, han reivindicado al Ejecutivo foral que "arbitre todos los medios necesarios" para la existencia de centros "que cubran la demanda existente y que garanticen la mejor atención especializada de las personas con discapacidad intelectual".

También han pedido que los "delitos donde estén afectados personas con discapacidad intelectual no prescriban", y que el Parlamento exija al Gobierno foral "que haga centros ocupacionales y de día públicos". Además, han solicitado "que el Parlamento, exija donde tenga que exigir, la investigación hasta el final".

Los grupos parlamentarios han mostrado su "apoyo más sincero" y "solidaridad" con el "sufrimiento" de los familiares, y han coincidido en reivindicar una investigación "hasta el final". La parlamentaria de EH Bildu Asun Fernández de Garaialde ha considerado que "han ocurrido unos hechos muy graves que hay que aclarar".

"La Administración Pública tiene que tomar cartas en el asunto y velar por que todas las personas usuarias reciban un trato digno", ha afirmado, en la misma línea que la parlamentaria de Podemos Isabel Aramburu, que ha calificado el relato como "sobrecogedor" y ha dicho que los hechos "nunca deberían haber pasado" y que "no se entiende la actitud de la empresa".

La socialista Ainhoa Unzu ha advertido que "estos hechos no pueden empañar la labor de unos grandes profesionales", y ha exigido "que esa investigación llegue hasta el final" para que "no vuelva a suceder", al igual que la popular Ana Beltrán. La parlamentaria de Izquierda-Ezkerra Marisa de Simón ha apostado por "investigar los hechos y depurar responsabilidades". 
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra