Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

La televisión elegante

  • Matthew Weiner, el creador de Mad Men, se siente reivindicado por el éxito de una serie que algunos calificaron de "tontería"

Imagen de la noticia
Matthew Weiner, con January Jones y un Globo de oro. ARCHIVO
  • FERNANDO MEXIA . EFE. LOS ÁNGELES
Actualizada 11/10/2011 a las 01:00

CALIFICARON su idea de tontería y le dijeron que no sabía nada de televisión, pero el tiempo terminó por darle la razón a Matthew Weiner que ha visto cómo su exitosa serie Mad Men impone su estilo dentro y fuera de la pequeña pantalla.

El programa es el rey absoluto de los dramas televisivos en EEUU desde su debut en 2007 y se ha vendido a 142 países gracias a unos personajes humanos y unas tramas que, como los buenos guisos, se cocinan a fuego lento.

Mad Men se encuentra ahora mismo en fase de producción de su quinta temporada que se podrá ver en 2012, un tiempo de espera que desde el pasado jueves empezó a llenar el canal Sundance Channel España con la emisión semanal de un capítulo de la serie desde su comienzo. La serie ha alcanzado también la emisión a través de Internet mediante Filmin.es

"Una de las razones por las que nadie quería hacer el programa es porque pensaban que nunca se vendería fuera de EEUU", recordó Weiner en una celebrada en el cuartel general de Mad Men en Hollywood, entre botellas de licor y muebles vintage que recuerdan a las oficinas de la agencia de publicidad de la serie Sterling Cooper.

"Ahora está en todas partes y es popular", comentó Weiner quien no deja de sorprenderse por lo bien que ha funcionado su proyecto y la aparición de otras producciones que tratan de aprovechar el camino abierto por Mad Men y su evocación de la elegancia de los años 60, como Pan Am o el defenestrado The Playboy Club.

"Me siento tremendamente reivindicado. Esto es un placer para mí porque toda la gente que está haciendo esos programas rechazaron el mío. Me dijeron que nunca funcionaría, que era una tontería, que no entendía la televisión. Ver ahora cómo se suben al carro me hace sentir que admiten que yo tenía razón", explicó sonriente Weiner.

El caso es que a primera vista Mad Men puede parecer un drama de época difícil de digerir que protagonizan unos machistas hombres de negocios, repeinados, fumadores, de traje y corbata, infieles y rodeados de mujeres que les hacen de comparsa, pero detrás de las apariencias hay un drama silencioso que relata un cambio social.

"Estoy haciendo una autopsia del mundo empresarial estadounidense", explicó Weiner para quien la serie ejerce de autocrítica con su país.

"Recoge los años de nuestro mayor glamour, la imagen más positiva que EEUU ofreció al mundo y desde ahí el programa intenta encontrar qué fue mal", apuntó el guionista y productor quien en 1984 vivió en la capital de España, conoció la "movida" madrileña y las manifestaciones contra la OTAN.

"Mad Men, Los Soprano, han cambiado la forma en la que la industria valora dónde está el éxito comercial de un programa de televisión, antes se asumía que nadie nunca iba a pagar por esto", afirmó el ejecutivo, quien también fue guionista y productor en "Los Soprano", serie que influyó en su proceso creativo.

Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE