Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
SOCIEDAD

Un anciano que presumía de lazos con la realeza española muere en California

0
13/01/2012 a las 11:25
  • EFE. SAN DIEGO (EE UU)
El octogenario Alfonso de Bourbon, un residente de San Diego (California) que presumía de tener lazos con la familia real española, ha muerto en esa ciudad estadounidense aplastado por un camión que conducía marcha atrás.

"Ciertamente, era uno de los personajes más interesantes que vimos en La Jolla en los cerca de cuarenta años en que he vivido aquí", explicó hoy Thomas White, uno de los vecinos de esa adinerada comunidad de San Diego.

La muerte del octogenario, al que se conocía en la zona como "El Conde" o "El Príncipe", fue recogida por el diario San Diego Union-Tribune en un artículo en el que se detallaba que el hombre de 83 años había muerto atropellado por un camión que chocó contra un contenedor de basura en el que escarbaba, sin que el conductor se percatara de su presencia.

Ese diario se hizo eco también de las historias que se contaban en La Jolla sobre su sangre real española y su legendaria elegancia, que se convirtieron en parte de la escena social de esa conocida comunidad, a la que se dice que llegó en 1975.

Según lo que contaba él mismo, el fallecido era hijo de Alfonso de Borbón y Battenberg, primogénito de los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia, y heredero de la Corona hasta que renunció en 1933 después de haberse enamorado de una mujer cubana en Suiza.

Explicaba a sus conocidos que nació en Suiza y que su padre -que padecía hemofilia- murió en Miami en un accidente de coche en 1938. Decía haber vivido en París, Alemania y Nueva York, donde fue intérprete de las Naciones Unidas.

Según White, gran aficionado a la moda, el fallecido contaba que antes de llegar a EE UU solía comprar su ropa en Inglaterra.

Residentes del acaudalado vecindario costero lo recuerdan por su sociabilidad, su impecable sentido de la elegancia y el largo tiempo que pasaba en los restaurantes y la librería local, además de por su extraña costumbre de rescatar cosas de los contenedores de basura.

De Bourbon solía también acudir sin invitación a galas de la alta sociedad y convencer a clientes de que le invitaran a comer, según el citado diario, que explica que el accidente en el que murió tuvo lugar el pasado martes en el exterior de un mercado local.

Añade que el cadáver fue encontrado el miércoles por empleados del mercado y que fueron los propios vecinos los que lo identificaron.

Uno de sus lugares favoritos era la librería Warwick, un local de 116 años en La Jolla donde pasaba las tardes leyendo libros sobre la II Guerra Mundial o el nazismo.

"Amaba venir a este lugar. También se sentaba en el banco de enfrente y hablaba con mucha gente en el vecindario, especialmente con mujeres guapas, echándoles piropos sobre lo lindas que se veían. Vivía para eso", recordó con aprecio el dueño de la librería, Joe Porteous.

Dijo que su muerte ha sido muy triste para la comunidad local, debido a que caminaba mucho, con una disposición comunicativa en la que destacaba su habilidad para encontrar cosas buenas que decirle a la gente, levantándoles el ánimo.

"Aunque su salud no había sido muy buena en los últimos dos años, que su muerte haya sido tan horrible ha entristecido a la comunidad porque mucha gente lo conocía personalmente", explicó.

Porteous añadió que las versiones que indican que posiblemente estaba buscando en los basureros cosas que llevar a sus amigos indigentes son plausibles, porque, dijo, "como caminaba mucho, las calles con seguridad las conocía, aunque es difícil confirmar exactamente qué pasó", ya que la policía local sigue investigando el incidente.

"Le gustaba leer muchos libros que no eran de ficción, como de historia y biografías. Estaba aquí todos los días, generalmente de 5 a 6 de la tarde. Era uno de los últimos clientes en marcharse. Algunas veces leía en un sillón, se dormía, despertaba y seguía leyendo", indicó.

El fallecido, que solía llevar consigo una fotografía del rey español Alfonso XIII, con el que guardaba un gran parecido, fue presidente de la Sociedad Ciudades Hermanas San Diego-Alcalá de Henares (Madrid).

En 2010 donó un mapa histórico llamado "La Herencia Española y Contribución a la Independencia de América 1512-1823" a la Universidad de California San Diego.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra