Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Caminata solidaria

  • El colegio San Ignacio (Jesuitas) celebró la Semana de la Solidaridad que concluyó el miércoles con una "marcha" de 1.000 personas hasta la UPNA

Imagen de la noticia
Alumnos del colegio San Ignacio durante la Marcha Solidaria, por la Milagrosa, el miércoles. EDUARDO BUXENS
Imagen de la noticia
Niños pintando, en el patio del colegio, donde hubo actividades. E. BUXENS
  • SONSOLES ECHAVARREN . PAMPLONA.
Actualizada 14/10/2011 a las 00:03

UNA jornada solidaria y en familia. El colegio San Ignacio (Jesuitas) de Pamplona organizó el miércoles, un año más, una mañana festiva en la que participaron cerca de mil personas, entre alumnos, sus familias y profesores y personal no docente del centro. Fue el broche final a la Semana de la Solidaridad que celebró el colegio los días previos con alumnos de todos los niveles (3-18 años). Una marcha por el Segundo Ensanche y la Milagrosa hasta la UPNA, un almuerzo en el patio, música en vivo, puestos de comercio justo y de globos, talleres de pintura y actividades deportivas fueron algunas de las actividades organizadas bajo el lema Volvemos a Ocongate. El dinero recaudado (más de 7.000 euros, una cifra que duplica a la del año pasado) se destinará al comedor de los Jesuitas en Ocongate (Perú), donde comen diariamente más de 500 personas entre niños y adultos.

La responsable de la comisión de solidaridad del colegio, María Teresa Fernández de Manzanos, recuerda que el principal objetivo de la Semana de la Solidaridad, que se celebra desde hace dieciséis años en el colegio, es "conocer realidades diferentes a la nuestra e intentar cambiar la sociedad". "Hay que abrirse a los demás. Ser solidarios nos ayuda a desarrollarnos como personas", asegura esta profesora que enseña Biología y Geología en Bachillerato (16-18 años). En esta ocasión, se ha querido dar a conocer el proyecto de Ocongate, con el que se trabaja desde 1993, entre los padres de los alumnos más pequeños. "Tenemos un hermanamiento con la iglesia y el colegio de los Jesuitas de allí. Hay una relación muy estrecha con nuestro centro".

Durante la semana pasada, los alumnos de Infantil (3-6 años) vieron vídeos de Ocongate y pintaron banderines para la fiesta; los de Primaria (6-12) estudiaron la geografía de Perú y organizaron un "museo" con artículos peruanos; los de la ESO (12-16) colaboraron con la organización del comercio justo; y los de Bachiller trabajaron la realidad peruana en clases de Biología y Química.

La jornada del miércoles comenzó con una misa en la iglesia del colegio, oficiada por Carlos Moraza y siguió con la marcha . A su regreso al patio, los asistentes pudieron comprar un almuerzo solidario (bocadillo y refresco por un importe simbólico de 5 euros), comprar en los puestos de comercio justo (de Arrupe y la ONG Alboan) y de bolsos y gorros cedidos por Virginia Agudo, madre de alumnos. El grupo de música Los habituales, de Iñaki Lacunza, animó la mañana.

Un comedor parroquial en Perú

Los fondos recaudados el miércoles se destinarán al comedor de la Iglesia de los Jesuitas en Ocongate, una población en los Andes al Sur de Perú, próxima a Cuzco. El colegio San Ignacio de Pamplona mantiene una estrecha relación con esta localidad, en la que también existe un colegio de Jesuitas y un hogar para niños huérfanos. El comedor de Ocongate es uno de los proyectos que se financia con el programa Tú eliges, tú decidesde Caja Navarra. Diariamente, alimenta de forma gratuita a unas 500 personas entre los alumnos del colegio y sus familias, mucho llegado de poblaciones próximas. "Pero la comida es poco variada. Comen, sobre todo, arroz, frijoles y sopa. Queremos que tengan más alimentos. La desnutrición infantil es crónica", apunta María Teresa Fernández de Manzanos. En Ocongate trabaja el pamplonés José Ramón Solchaga Babadilla, profesor de Lengua del colegio San Ignacio, que ahora imparte clases en el centro peruano y se encarga de la Defensoría de la Mujer y del comedor, junto con el jesuita donostiarra Antonio Guardamino.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE