Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Tecnología

Xiaomi, un caballo desbocado

  • El atasco en ventas que sufrió en 2015 podría propiciar una expansión internacional que aún no ha llegado a Europa ni EE UU

Xiaomi, un caballo desbocado
Mobile World Congress
reuters
  • colpisa. madrid
Actualizada 25/02/2016 a las 06:00
Miércoles. Tercer día de Mobile World Congress, cuarto si se tiene en cuenta la jornada oficiosa del domingo, un día antes de la inauguración de la feria. Una jornada en la que habitualmente las pulsaciones entran en fase de descenso después de 48 horas de hiperactividad. Sin embargo, Xiaomi, el fabricante que ha puesto patas arriba medio sector, irrumpió este jueves con fuerza en Barcelona alargando la tensión unas horas más con su debut en el cónclave tecnológico más grande del mundo.

Lo hizo con su nuevo buque insignia, el Mi5, un terminal con el que mira de tú a tú a los Galaxy y a los iPhone. En lo que seguro que no lo hará, será en el precio. La bautizada como el 'Apple de ojos rasgados' ha vuelto a cumplir escrupulosamente el mantra de grandes prestaciones a coste asequible con el que las compañías chinas han alterado el tradicional reparto de poder en el circo de los smartphones. Habrá tres versiones que irán desde los 1.999 a 2699 yuanes. En euros, desde los 270 a los 379. Algo más que atractivo si tenemos en cuenta las prestaciones del aparato en cuestión: cuerpo completamente metálico, pantalla de 5,15 pulgadas, procesador Snapdragon 820, cámara de 16 megapíxeles, 3 o 4GB de RAM, 3.000 mAh de batería, lector de huellas y la última versión de Android, por mencionar algunas. Se podrá adquirir en China a partir del 1 de marzo.

El encargo de dirigir esta presentación, celebrada en un hotel limítrofe con el recinto ferial, ha sido el brasileño Hugo Barra. Ex comandante en jefe de Android, fichó hace dos años por Xiaomi como segundo a bordo, para dar forma a una internacionalización que tiene en vilo a los 'geeks' de media Europa y Estados Unidos y que no termina de hacerse realidad. Además de China, donde reside la gran parte de su negocio, ha iniciado una lenta expansión por India, el nuevo 'dorado' de la telefonía móvil y en algunos países latinoamericanos como Brasil o México.

En el Viejo Continente cuenta con una tienda online en la que vende auriculares, baterías extraíbles. Accesorios al fin y al cabo. Pero nada de teléfonos, ni tabletas. Algo que podría cambiar próximamente. "Pronto estará en otros mercados", anunció Barra con una enigmática sonrisa. Salir decididamente de China no es cuestión de capricho, más bien de necesidad. Goza de una salud de hierro, al conseguir vender más de 70 millones el pasado año, lo que le coloca en el top cinco mundial.

Sin embargo, su objetivo era de cien millones algo que vio imposible ya en el primera mitad de año, cuando rebajó sus expectativas a los 80 millones. Tampoco lo logró. Hay quien ve signos inequívocos de que esta compañía prepara un gran desembarco en Occidente. El propio Barra ya confirmó en verano que estaban configurando acuerdos de licencias y una "gran cartera de patentes".

El motivo no es otro que en cuanto ponga el pie por esas latitudes, es probable que se desencadene otra guerra judicial por la propiedad intelectual de diseños e innovaciones varias. Los móviles de Lenovo Mientras que Xiaomi se mueve silenciosamente en este sentido, Lenovo, otro de los fabricantes cuyos teléfonos no habían aparecido en España, anunció que llegará a nuestro país en las próximas semanas con unos terminal de los llamados 'de entrada'.

En definitiva, muy asequibles. La duda es cómo resolverá la convivencia de estos modelos y los de Motorola, empresa que adquirió a Google. Por el momento, habrá una bicefalia en la que los teléfonos de Lenovo, líder mundial de venta de ordenadores, están destinado a los estratos más bajos y medios del mercado y los de Motorola, a los medios y altos. "Los fabricantes chinos son una dura competencia para todos, tanto en precio como en innovación", aseguró Rick Osterloh, CEO de Motorola, en un encuentro privado con algunos periodistas en Barcelona.

"Dudo que HTC o Sony estén en el mercado dentro de cinco años", remachó el ejecutivo, que cree que la industria camina hacia un modelo de fabricantes mastodónticos como la combinación de Lenovo y Motorola. Esos son los nombres propios de este MWC. Lenovo y Xiaomi. Huawei y ZTE, extrañamente, se han mantenido en un perfil reservado en esta ocasión. Por detrás vienen muchos otros. Por ejemplo, OnePlus y su método de venta por invitación. U Oppo, un fabricante que cerró 2015 con 50 millones de unidades vendidas. Cuidado Xiaomi, quizás tu también tengas a alguien pisándote los talones.
Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE