Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
sociedad

Vivir hasta conocer al presidente

  • Una anciana cumple a los 106 años el sueño de visitar al primer negro en la Casa Blanca y lo celebra con un baile con Obama y Michelle​

Una mujer de 106 años conquista a Obama

La mujer cumple el sueño de su vida: conocer a Obama.

atlas
23/02/2016 a las 06:00
  • colpisa. madrid
Que hubiera un inquilino negro en la Casa Blanca era la ilusión de Virginia McLaurin. Tuvo que esperar mucho tiempo, 106 años, y desilusiones. De hecho, su sueño pareció truncado para siempre cuando el líder del movimiento por los derechos civiles para los afroestadounidenses, Martin Luther King, fue asesinado. Pero Virginia por fin pudo ver cómo Barack Obama llegaba al despacho oval. Eso sí, pensar que podría conocerlo en persona ya sí que parecía un milagro.

Virginia McLaurin sufrió en sus carnes la marginación por ser negra. Nació en Carolina del Sur en 1909. En plena Segunda Guerra Mundial, en 1941, se afincó en Washington, donde paseaba por la Avenida Pensilvania para ver de cerca a los presidentes estadounidenses. Así vio pasar ante ella a nada menos que 18 ocupantes del famoso Despacho Oval. Pero cuando ya rondaba los cien años llegó Barack Obama, un afroamericano nacido en Hawai.

Y en el país de los sueños casi todo es posible, incluso conocer al presidente. Familiares y amigos se movilizaron para que Virginia pudiera ser recibida por Obama No era fácil, pero cabía la posibilidad ,y así fue. Cuando a la señora McLaurin le comunicaron que tenía una cita con el primer presidente negro de EE UU, sus familiares estuvieron más pendientes de que no le diera un soponcio, dada su avanzada edad, que de la alegría que le produjo la convocatoria.

Vestida con sus mejores galas y su inseparable bastón, la mujer acudió al número 1.600 de la avenida Pensilvania. Tras pasar los oportunos controles de seguridad, que no son pocos en la Casa Blanca, Virginia fue llevada hasta uno de los salones del edificio. Allí, al abrirse la puerta, vio a Barack Obama y a su esposa, Michelle. Escoltada por dos ayudantes del presidente, la anciana avanzó hacia él y Obama hizo lo propio. Pero ella, lejos de amilanarse, cogió el bastón y comenzó a bailar llorando y riendo. Obama se apresuró a cogerla por las manos y hasta amagó con bailar con ella ante las atónitas miradas de los miembros de protocolo, el Servicio Secreto y los ayudantes militares:

-¿Cómo está usted?

-Muy bien. Es un honor conocerle.

-¿Quiere que le presente a Michelle? De esta manera, Barack Obama condujo a la emocionada mujer hasta la primera dama, que esperaba en el centro del salón, donde la abrazó. De la mano del presidente y de Michelle, Virginia comenzó de nuevo a bailar. Michelle Obama no pudo evitarlo y también comenzó a moverse, mientras que el presidente, con sumo mimo, trataba de que la anciana no perdiera el equilibrio con la alfombra. De esta manera, Obama ayudó a la mujer a que se colocara entre ellos para hacerse una fotografía de recuerdo. A buen seguro será ya uno de los días más felices de la larga vida de Virginia.
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Más información
Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra