Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

SOCIEDAD

Más de la mitad de los médicos de familia están desbordados

  • El 52% tiene a su cargo más de 1.500 tarjetas sanitarias y siete de cada diez pediatras atiende a más de mil niños en sus consultas

El Sindicato Médico apuesta por mantener la reevaluación de jefaturas cada 6 años
Un médico analiza una radiografía
DN
  • COLPISA. MADRID
Actualizada 15/01/2016 a las 06:00
La atención primaria es la principal puerta de entrada a la sanidad para millones de personas. En algunos casos, la única. Nueve de cada diez no usará prácticamente nada más que su ambulatorio. Un sector de la sanidad fundamental que las diferentes administraciones ignoran. "Queremos que la atención primaria sea en realidad el eje de las políticas sanitarias como dicen.Para el Sistema Nacional de Salud es fundamental tener una atención primaria fuerte", señaló Antonio Fernández-Pro, representante nacional de médicos de las Administraciones Públicas de la Organización Médica Colegial (OMC).

Sin embargo, este "pilar fundamental" de la sanidad española está sobrecargado. Lo dicen los propios profesionales, que han respondido a la encuesta planteada por los colegios de médicos. Así, la 'Encuesta sobre la situación del médico de Atención Primaria en España en 2015 y las consecuencias de los recortes' recalca que estos galenos no pueden atender a tantos pacientes como están haciendo cada jornada. Más de la mitad de estos doctores de familia -el 52,5%- tiene asignado un cupo excesivo, más de 1.500 tarjetas -potenciales pacientes- a su cargo. En el caso de los pediatras, casi siete de cada diez profesionales -67,6%- atienden a más de 1.000 tarjetas. Esta realidad es mucho mayor que lo que marca 'Un modelo de atención en crisis', documento elaborado por varias sociedades científicas. En este texto se explicaba que para que se pueda ofrecer una atención de calidad era necesario que los médicos tuvieran 25 pacientes por día, no pasar de las 1.200 personas adscritas por médico y dedicar diez minutos a cada paciente.

En la realidad, solo se cumple el último punto y con ciertas dificultades. La mitad de los de los médicos de familia superan con creces los 30 pacientes diarios: aquellos que tienen asignadas 1.500 tarjetas llegan a las 34 diarias; aquellos cuyo cupo sea de 1.750, tienen 39 visitas diarias; y los que superan las 2.000 tarjetas llegan a atender a unas 44 personas. "Parecen cargas de trabajo excesivas, sobre todo si tenemos en cuenta, que en muchas ocasiones, se incrementan al acumular el trabajo de los médicos ausentes por cualquier motivo y no sustituirlos", recalca el estudio. Este exceso de trabajo provoca una demora en la atención que puede llegar a más de un día en tres de cada cuatro médicos. Además, un 11% reconoció que tiene tardanzas de hasta una semana.

En esta radiografía de la situación laboral también destaca que dos de cada tres plantillas de médicos no está completa. La mayoría de los médicos de atención primaria -51%- solo se dedica a la consulta. Sin embargo, un 34,4% de los profesionales realiza su trabajo en los centros de salud y guardias de Urgencias. "Estos médicos encadenan su jornada laboral con una guardia que comienza a las tres de la tarde y después con otra jornada laboral normal. Pueden estar 30 horas trabajando en dos días. Esto no es normal en el siglo XXI", indicó el doctor Vicente Matas, miembro de la vocalía de atención primaria urbana de la OMC.

Clara femenización

El análisis de la atención primaria también ha desvelado la progresiva feminización de este sector. Los galenos solo vencen entre los médicos de 56 años y mayores -seis hombres por cada cuatro mujeres-. En el resto las franjas edades, las doctoras se imponen: son el 74,2% entre los profesiones menores de 35 años; el 69,1%, entre los 35 y los 45 años y el 59,3% entre los profesionales que se mueven entre los 46 y los 55 años.

Pero además de convertirse en una profesión femenina, los coordinadores del estudio alertaron de la avanza edad de los médicos. Cuatro de cada diez años superan los 56 años, lo que va a provocar un problema a medio plazo ya que muchas administraciones no están permitiendo a los galenos alargar la vida labora de los 65 a los 70 años, como estaba pasando en los ejercicios anteriores a la crisis. "Se van a tener que jubilar mucha gente. Hay que tenerlo en cuenta porque se necesitan diez u once años para formar a un médico, entre la carrera, el MIR y la especialización", advirtió Matas.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE