Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Salud

Estados Unidos aprueba el 'viagra femenino'

  • Addyi es un medicamento de efectos psiquiátricos, como su equivalente masculino

Un bote y una pastilla del 'viagra femenino'.
Un bote y una pastilla del 'viagra femenino'.
EFE
  • Colpisa/AFP. Madrid
Actualizada 20/08/2015 a las 12:02
La agencia estadounidense del medicamento (FDA) ha aprobado el denominado 'viagra femenino'. Un fármaco destinado a mujeres no menopáusicas que estén diagnosticadas con baja libido o ausencia de deseo sexual. El medicamento, con nombre comercial Addyi, llega del brazo de la farmacéutica Sprout Pharmaceutical y anteriormente se estudió su uso como antidepresivo.

La FDA, que había rechazado en dos ocasiones -en 2010 y 2013- el medicamento, aceptó finalmente las recomendaciones formuladas en junio pasado por un comité consultivo de expertos en favor de la venta de la flibanserina, el nombre de la molécula que se comercializará como Addyi.

"La decisión de hoy brinda a las mujeres preocupadas por su bajo deseo sexual una opción de tratamiento aprobado", explicó Janet Woodcock, directora del Centro para evaluación e investigación de la FDA. Según varios estudios médicos, al menos el 40 por ciento de las mujeres no menopáusicas presentan diferentes grados de hipoactividad sexual no resultante de algún problema biológico, psicológico o de una interacción de medicamentos.

Pese a todo, la doctora Woodcock advirtió de que el consumo de flibanserina puede tener efectos secundarios graves, especialmente si se mezcla con alcohol. Por tanto, será necesaria la prescripción de un médico para su adquisición. "Los pacientes y los médicos deben ser plenamente conscientes de los riesgos vinculados a este medicamento antes de decidir si se receta", señaló la funcionaria de la FDA. Addyi puede provocar una importante caída de la presión arterial, somnolencia y hasta síncopes. Estos síntomas aumentan y son más severos cuando los pacientes consumen alcohol o toman otro tipo de medicamentos, precisó.

Debido a estos riesgos potenciales, la FDA aprobó la comercialización de Addyi con la condición de que Sprout Pharmaceutical indique claramente en una etiqueta todos los efectos secundarios que puede provocar.

DESCUBRIMIENTO ACCIDENTAL

La decisión de la FDA se apoyó en los resultados de tres ensayos clínicos realizados en Estados Unidos y Canadá con una dosis de 100 miligramos en unas 2.400 mujeres no menopáusicas de 36 años de promedio que padecían este síndrome de disminución de deseo sexual desde hacía cinco años. Según documentos publicados por la FDA, las pacientes que tomaron flibanserina tuvieron 4,4 experiencias sexuales satisfactorias en un mes, frente a las 3,7 en el grupo con efecto placebo y 3,7 antes del inicio del estudio. En torno al 10 por ciento de las participantes en los tres ensayos clínicos experimentaron una mejora significativa en la satisfacción dentro de sus relaciones sexuales, en términos de deseo y de reducción de la angustia, precisa la agencia estadounidense. Sin embargo, el medicamento "en principio no mejoró el desempeño sexual".

Addyi, un agente no hormonal, actúa sobre la serotonina, un neurotransmisor que tiene un papel importante en varias funciones fisiológicas como el sueño, la agresividad, los comportamientos alimenticios y sexuales y la depresión. Es, en definitiva, un medicamento psiquiátrico. Entre los opositores feroces a Addyi, la psicóloga y terapeuta Leonore Tiefer, de la Universidad de Nueva York, acusa a los grupos farmacéuticos de "medicalizar el sexo" para ganar dinero.

Las propiedades afrodisíacas de esta molécula se descubrieron accidentalmente mientras estaba siendo probada como un tratamiento antidepresivo que resultó ineficaz. Fue el caso también del viagra, que estaba en principio destinado a ser un medicamento para el corazón. La mayoría de antidepresivos suele reducir temporalmente el apetito sexual durante los períodos de estrés. Después del primer rechazo de la FDA de autorizar Addyi o Flibanserin, su creadora, el laboratorio alemán Boehringer Ingelheim, se lo vendió a la firma estadounidense Sprout
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE