Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Gastronomía

El equipo argentino, último en el mundial de barbacoas

  • Los sudamericanos hicieron un asado típico del pais sin atender las reglas del certamen

  • Colpisa. Madrid
Actualizada 20/06/2015 a las 06:00
El orgullo nacional en unas brasas. Intransigencia culinaria o tradición. Patria o asado. Los mentideros argentinos braman sobre el papel del equipo del país sudamericano en el Mundial de Asado celebrado en Gotemburgo. Quedó último, en el puesto 53.

Además, el campeón fue nada más y nada menos que el Reino Unido. Los 'amigos' británicos salieron victoriosos. Una deshonra para un país que ha exportado su forma de cuidar y preparar la carne a todo el mundo y que se vio superado por equipos con menos tradición entre las brasas como, por ejemplo, Marruecos.

Que Fuegos de Oktubre, nombre de la representación argentina, iba a tener algún problema en la competición se barruntaba desde el inicio.

La Asociación Mundial de la Barbacoa (WBQA) comprobó desde el primer día los escollos que ponía el equipo albiceleste. La organización había impuesto a todos los equipos, en su gran mayoría procedentes de Bélgica, Alemania, Suecia o Austria, una serie de condiciones básicas para hacer sus productos -bistec de carne y pollo- y las cocinas. Ahí, la WBQA tuvo el primer problema. Los argentinos se negaron a usar el chulengo -la barbacoa- porque el equipo querían hacerlo en el suelo, como se hace siempre en el país sudamericano.

Al final, convencieron al jurado de asar en el piso. Pero se toparon con otro nuevo problema. "También confirmamos que para ellos la carne vale sólo con salsa barbacoa y con más de diez horas de cocción", relató el equipo, formado por siete personas entre ellas una vegana, en Facebook. Ante esta coyuntura, los argentinos le dieron la vuelta a la situación: hacer un asado como en casa, "aunque implicara dejar de lado la competencia y las aspiraciones por ganar". "Ni salsa barbacoa, ni chulengo. Un chimichurri, y fuego ardiendo en el piso para arrebatarle un poco el frío a este rincón del norte de Europa", afirma el equipo, que se ha llevado tanto alabanzas por mantener la ortodoxia culinaria argentina como críticas por olvidarse del concurso.

"Lo mejor hubiese sido que hagan un asado como los organizadores pedían y otro a lo argentino, para mostrar como se come acá", indicó el parrillero Oscar González en el diario Clarín. "Conocían las reglas del juego, creo que les salió el argentino de adentro y creyeron que eran los mejores", indicó Nicolás Spagnolo. "Apoyamos su postura. El asado no se come con barbacoa", afirmó, por el contrario Valeria Mesones. No obstante, Spagnolo quitó hierro al asunto: En el mundo saben que en Argentina se come una excelente carne. No van a cambiar las cosas".


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE