Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Moda

El museo Balenciaga recrea el lujo de la alta costura

  • La muestra, ubicada en Guetaria, celebra los 120 años del nacimiento del maestro

Parte de la exposición de la obra de Balenciaga.
Parte de la exposición de la obra de Balenciaga.
EFE
  • EFE. San Sebastián
Actualizada 01/05/2015 a las 06:00
La alta costura clásica es el mundo de la exclusividad reservada a las élites, a mujeres que hicieron de su vestuario un símbolo de su estatus social. Ese universo exquisito de casas como la de Balenciaga lo recrea ahora el museo dedicado al modisto en Guetaria en una exposición.

'Balenciaga. La experiencia del lujo' es el nombre de esta muestra, con la que el museo celebra los 120 años del nacimiento del maestro, al que se recordará también estos meses en una exposición en Calais (Francia), que recalará en Guetaria en abril del próximo año, tras la clausura a finales de marzo de la que se inaugura este viernes.

La nueva propuesta reúne casi medio centenar de vestidos únicos del maestro no expuestos anteriormente, así como pañuelos, sombreros, material visual y diferentes documentos en espacios del museo que evocan los salones a los que sus clientas solo podían acceder con invitación.

Dos sillas tapizadas de su casa de París ocupan también un lugar en el museo junto a un cenicero, objeto omnipresente en los salones de Balenciaga como un detalle más de atención hacia la clientela en la época en que fumar era casi un signo de distinción.

El recorrido por la muestra es un viaje por el interior de esos salones, donde las maniquíes trabajaban a tiempo completo para la firma y estaban disponibles cuando se las requería, y donde cada adinerada compradora tenía asignada su propia vendedora.

"La alta costura se puede considerar desde sus inicios como la expresión máxima de una experiencia lujosa", destacó este jueves la directora del museo, Miren Vives, que presentó la exposición junto al viceconsejero vasco de Cultura, Joxean Muñoz.

Vives comentó que en aquella época se decía que Dior vestía a las millonarias y Balenciaga a las multimillonarias, a dueñas de grandes fortunas, aristócratas, diplomáticas o mujeres con carreras artísticas que se sentían "cómodas y seguras" con los diseños del modisto.

Los modelos que se exhiben en Guetaria pertenecieron a personalidades ilustres del siglo XX como Mona von Bismarck, Bunny Mellon, Madame Jack Bousquet, Madeline Dittenhofer, la señora Berckermeyer -esposa del embajador de Perú en Francia- y la marquesa de Llanzol, algunas de las cuales llegaban a comprar al maestro hasta 150 trajes al año.

Pero no todas las grandes creaciones salieron del taller de París. La casa Eisa que Balenciaga tenía en San Sebastián también diseñó algunos importantes modelos que clientas donostiarras lucieron en su ciudad, como un abrigo capa verde musgo rematado con un gran volante de 1962 considerado un "hito" del maestro y expuesto ahora en Guetaria.

En 1948, se abrió en la avenida George V de París la primera boutique de Balenciaga, con escaparates que mostraban un lujo antes limitado a los interiores de los salones, y a las casas de las clientas, a las que su vendedora llevaba en ocasiones propuestas de modelos y muestras de tejidos para que eligieran.

Cuando grandes almacenes como Harrods, Bloomingdales y Saks comenzaron a comprar a Balenciaga sus modelos para copiarlos y venderlos bajo la etiqueta de "inspirado en" o "adaptado de", el lujo empezó a ser también más asequible.

De eso habla también la exposición de Guetaria. Y de aquellos vestidos que no confeccionó Balenciaga, sino en su propia casa aquellas costureras que trabajaron para el modisto.

Contratos, invitaciones y cartas de agradecimiento se encuentran entre los documentos que se exhiben en Guetaria, donde una factura certifica que una clienta pagó por un vestido de novia en 1961 la nada desdeñable cifra de 30.000 pesetas.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE